Publicado:  21.10.2011 17:10 | Actualizado:  21.10.2011 17:10

La catedral londinense de San Pablo echa el cierre por los indignados

Es la primera vez que el templo cierra sus puertas desde la II Guerra Mundial

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La catedral londinense de San Pablo ha anunciado que cerrará sus puertas al público. La razón, según han explicado, son los cientos de indignados que acampan delante del edificio desde el sábado.

Se trata de la primera vez que el templo cierra sus puertas a los fieles desde la II Guerra Mundial. El deán de la catedral protestante, el reverendo Graeme Knowles, ha dicho que la decisión le "rompió el corazón", aunque apoya el contenido de las protestas.

Desde el 15 de octubre, cuando miles de indignados de más de 900 ciudades salieron a las calles de todo el mundo para reivindicar una cambio global, decenas de indignados acampan a las puertas de la catedral que se encuentra en el corazón de la City, el distrito financiero de Londres.

Ese día, entre 3.500 y 5.000 manifestantes, según informó la BBC, ocuparon la ciudad para organizar asambleas y pronunciar discursos en condena de los excesos del sistema financiero. Unas protestas a las que se sumó el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, que aprovechó su estancia en Londres, mientras se resuelve su proceso de extradición a Suecia, para animar a los manifestantes.

Los indignados habían previsto acampar delante del edificio de la bolsa, pero un fuerte cordón policial frustró sus planes y entre 2.000 y 3.000 manifestantes terminaron instalándose frente a la catedral.

Según han pasado los días, la confluencia de manifestantes se ha ido reduciendo, pero de momento unas 300 tiendas de campaña continúan en la plaza de Paternoster, delante de la puerta principal del templo. Hoy, la catedral cerrará sus puertas de manera indefinida después de la celebración de un servicio religioso esta tarde.

La medida "sin precedentes en tiempos de paz" la han tomado los responsables de la catedral tras recibir la recomendación de las autoridades locales que consideran que la entrada del edificio barroco está muy limitada y no cumple con los requisitos de seguridad y salud básicos.

PUBLICIDAD

Comentarios