Público
Público

Chávez conquista la Asamblea Nacional, pero cae derrotado en número de votos

El partido gobernante logra 94 diputados frente a los 60 de la oposición, que obtiene el 52% de los votos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los electores venezolanos han decidido no dejar a su presidente, Hugo Chávez, el camino expedito de cara a las presidenciales de 2012. No sólo no ha obtenido las 2/3 partes de la Asamblea (que le permitiría imponer grandes reformas y nombrar los distintos poderes del Estado), sino que también ha perdido en número de votos a nivel nacional, algo que sucede por segunda vez, tras 11 años de gobierno y 13 elecciones. Una rara ecuación: mayoría parlamentaria, pero minoría electoral.

Según el boletín hecho público por el Consejo Nacional Electoral (CNE), el bloque de Chávez obtuvo 94 diputados, frente a 60 de la oposición, a falta de varios escaños por determinar. Pero la gran sorpresa la dio pocos minutos después Ramón Guillermo Aveledo, portavoz de la Mesa de la Unidad Democrático (MUD): 'El CNE ha olvidado un dato que es crucial: la MUD recibió el 52% de los votos'.

De confirmarse este resultado, algo que el CNE se negó a hacer, se confirmaría un runrún que fue creciendo a lo largo de la noche y que explicaría las ocho horas que fueron necesarias para concretar unos datos parciales: Chávez habría sido derrotado en número de votos y sólo mantendría la distancia en número de diputados gracias a la Ley Electoral, 'una desviación perversa', según la calificó el propio Aveledo. La actual Ley Electoral fue aprobada hace unos meses por la anterior Asamblea, donde el chavismo era hegemónico.

No es proporcional, favorece a los estados del interior, donde Chávez es mayoría, y cambia la histórica división de estados por circuitos electorales confeccionados por la mayoría chavista 'a capricho e interés', según denunció el Pérez Vivas, gobernador del Táchira, uno de los grandes vencedores de la noche.

Aristóbulo Istúriz, jefe del comando de campaña chavista, concretó el número de diputados de la bancada oficialista: 95. 'Nos planteamos las 2/3 partes (110 diputados), no fue posible alcanzarlos. Pero somos mayoría', añadió. El grupo de Chávez tampoco alcanzó, de momento, los 99 diputados necesarios para imponer una nueva Ley Habilitante, que permite al presidente gobernar por encima del Parlamento.

Chávez felicitó a sus seguidores a través del twitter. 'Hemos obtenido una sólida victoria. Suficiente para continuar profundizando el socialismo bolivariano y democrático. Debemos continuar fortaleciendo la Revolución. Una nueva victoria del pueblo'.

El oscurantismo del CNE, que durante 8 horas (6 más de las anunciadas) retrasó el comunicado de los resultados, ni un solo dato, empañó la fiesta democrática, que había llevado a las urnas al 66,5% del electorado venezolano.

La expectación de las primeras horas se transformó en desesperación, en una noche que recordaba a la única derrota chavista, tras el referéndum constitucional de 2007. Las horas transcurrían una tras otra y de las dos prometidas por 'el mejor sistema electoral del mundo', del que tanto se ufanan en el oficialismo venezolano, se transformaron en 8 horas.

Una vez más fueron las redes sociales el escenario donde se dirimieron distintos pulsos por obra y gracia del silencio oficial. Datos y recuentos se cruzaban con arengas y exabruptos. Las calculadoras echaban humo, sabedoras de que la ley electoral impuesta por el anterior Parlamento, donde reinó el chavismo tras el boicot de la oposición en 2005, multiplicaría los votos del oficialismo.