Público
Público

La CIA admite que torturó a tres presuntos terroristas tras el 11-S

Hayden advierte que prohibir el ‘waterboarding’ en los interrogatorios es peligroso para EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La CIA torturó a tres presuntos terroristas en Guantánamo tras los atentados del 11-S. El director de la agencia de inteligencia estadounidense, Michael Hayden, dio detalles por primera vez sobre el uso de la técnica de interrogatorio conocida como waterboarding (ahogamiento controlado), ampliamente condenada por organizaciones de derechos humanos.

"El waterboarding sólo ha sido utilizado con tres detenidos", dijo Hayden. El director de la CIA especificó que se trataba del presunto cerebro de los atentados, el paquistaní Khalid Sheik Mohammed, y dos supuestos altos mandos de Al Qaeda, Abu Zubadayah y Abd al-Rahim al-Nashiri.

Hayden señaló que el ahogamiento controlado no se ha usado en los últimos cinco años pero justificó su aplicación en 2001 y 2002: "Eran unas circunstancias muy críticas, creíamos que nuevos ataques en casa eran inminentes y teníamos muy poco conocimiento sobre Al Qaeda. Estas dos realidades han cambiado".

Debate sobre su prohibición

El portavoz de la Casa Blanca, Tony Fratto, dijo ayer que el presidente George Bush autorizó a Hayden a dar detalles "por la necesidad de ser claros sobre cómo se usaron estas técnicas y con qué beneficios". El Congreso debate la prohibición de esta técnica de interrogatorio que se remonta a la Inquisición española y fue empleada por los jemeres rojos de Camboya y los norvietnamitas.


El waterboarding consiste en colocar al preso sobre una superficie inclinada, inmovilizado de pies y manos, taparle la boca y la nariz con un trozo de tela y volcar agua sobre él. En pocos segundos los pulmones empiezan a llenársele de agua y el preso, al sentir que se está ahogando, confiesa todo lo que los torturadores quieran. Hayden señaló tras la comparecencia al Senado que los interrogatorios a Mohammed y Zubaydah fueron "parcialmente fructíferos".

"El waterboarding es tortura y la tortura es un crimen", dijo Human Rights Watch en un comunicado.

"El ahogamiento controlado no es una simulación. La víctima se ahoga. Un equipo de doctores supervisa los signos que muestran cuando se pasa de una experiencia psicológica dolorosa a una asfixia horrible y a la muerte", explica Malcolm Nance , consultor en terrorismo de Washington.

John McCain, el único candidato republicano partidario de su prohibición, fue sometido a  torturas durante sus cuatro años como prisionero en Vietnam del Norte. El director de la CIA, en cambio, se opone a la exclusión de esta técnica al considerar que "aumentará substancialmente el peligro para América".

La audiencia de Hayden tiene lugar dos meses después de que la CIA reconociese que había destruido las cintas en que se grabaron los interrogatorios de Zubaydah y Nashiri.