Público
Público

La CIA pidió incluir a Tamerlan en una lista antiterrorista tras las advertencias de Rusia

Las autoridades rusas ya habían alertado de la radicalización del mayor de los hermanos Tsarnaev pero el FBI minimizó el peligro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cada nueva información que surge acerca de los hermanos Tsarnaev hace cada vez más evidente la dejadez con la que actuaron las autoridades estadounidenses contra la amenaza que podían suponer y que concretaron en la colocación y explosión de las bombas en el maratón de Boston.

Sobre todo, el foco se pone ahora en el FBI, que hizo caso omiso a las advertencias que llegaron desde Rusia. La comisión del Senado que se encarga de la investigación del atentado ha revelado que las autoridades rusas alertaron a Estados Unidos en 'múltiples ocasiones' sobre Tamerlan Tsarnaev, el mayor de los hermanos. El servicio de Inteligencia de Rusa advirtió al FBI a principios de 2011 de que Tamerlan se había adherido a una corriente radical del Islam, lo que dio pie a una investigación entre marzo y junio de ese mismo año.

El contacto con el FBI en 2011 reflejó los temores del Gobierno ruso de que Tamerlan representaba 'una amenaza para Rusia' y que éste cometería un acto terrorista en ese país y no en EEUU. La solicitud al FBI se hizo a través de la embajada de EEUU en Moscú. En declaraciones al diario The Washington Post, un portavoz del FBI, Paul Bresson, explicó que 'había una preocupación de que él (Tamerlan) podría tener algún vínculo con el terrorismo... hicimos todo lo que legalmente podíamos hacer con la poca información que teníamos'. 'Después de hacerlo (investigar), no encontramos información negativa', indicó Bresson.

Fruto de esas pesquisas Tamerlan tan solo fue incluido en la base de datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (TECS), por lo que cuando abandonó el país norteamericano rumbo a Rusia en enero de 2012, el TECS emitió una alerta a la Unidad Antiterrorista del FBI. 'No puedo entender por qué sonaron las alarmas por el hecho de que alguien vuelva a su país de origen. Todos los caminos condujeron a la conclusión de que no había información negativa (sobre Tsarnaev)', ha dicho un funcionario estadounidense consultado por Reuters.

Otra autoridad policial dijo al diario que el FBI recibe 'centenares' de solicitudes de gobiernos extranjeros y que las autoridades rusas no ofrecieron más pistas a EEUU y se mostraron 'satisfechas' con las investigaciones. Por todo esto el FBI decidió cerrar la investigación sobre Tamerlan, lo que llevó a las autoridades rusas a insistir en su llamamiento.

Ésta vez se dirigieron a la CIA, en otoño de 2011, que atendió el aviso ruso y propuso la inclusión de Tamerlan en la lista TIDE, una base de datos sobre sospechosos de terrorismo. 'La CIA compartió toda la información proporcionada por el Gobierno extranjero, incluyendo dos posibles fechas de nacimiento, su nombre y su posible variante', ha detallado un agente de los servicios de Inteligencia.

Este petición de la CIA surgió hace más de un año, por lo que esta revelación sugiere que el Gobierno de Estados Unidos podía haber tenido más razones de las que se sabía para vigilar los movimientos de Tamerlan meses antes del atentado de Boston. La base de datos TIDE, a cargo del Centro Nacional Antiterrorista, 'alimenta' varias listas de vigilancia del Gobierno, incluyendo una elaborada por el FBI y otra de la Administración de Seguridad en el Transporte que prohíbe el acceso de sospechosos a los vuelos. Finalmente, el nombre de Tamerlan Tsarnaev fue incluido en la base de datos 'pero no está claro qué agencia lo añadió'.

El atentado tuvo lugar a escasos metros de la línea de meta del maratón de Boston cuando estallaron dos bombas fabricadas con ollas a presión cargadas con metralla, y se saldó con tres muertos y más de 180 heridos. Cuatro días después, las autoridades estadounidenses identificaron a los hermanos Tamerlan y Dzhokhar Tsarnaev como presuntos autores, los localizaron y los detuvieron en un gran operativo en el que Tamerlan murió tras un tiroteo con la policía y Dzhokhar resultó herido de gravedad tras horas de persecución. 

La Fiscalía de Estados Unidos ha presentado una acusación formal contra Dzhokhar por los delitos de usar y conspirar para usar armas de destrucción masiva con resultado de muerte y destrucción maliciosa de propiedades con resultado de muerte. Por ambos cargos podría ser condenado a la pena de muerte, a una cadena perpetua o a varios años de prisión, además de al pago de una multa de 250.000 dólares, según el auto de procesamiento.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, ha explicado que Tsarnaev no será tratado como 'combatiente enemigo' porque posee la nacionalidad estadounidense, lo que supone que será procesado por la jurisdicción ordinaria, no por la militar. Por ahora, permanece hospitalizado pero colabora en las entrevistas de los investigadores.

Los investigadores han concluido de sus entrevistas con Dzhokhar que los dos hermanos Tsarnaev colocaron y detonaron las dos bombas, que actuaron solos y lo hicieron motivados por su defensa del islam y el rechazo a las guerras de EEUU en Irak y Afganistán.