Publicado: 06.11.2016 18:31 |Actualizado: 06.11.2016 18:31

Cientos de manifestantes se atrincheran junto a la oficina de Gobierno de China en Hong Kong

Una manifestación contra la intervención de Pekín en los asuntos políticos de la excolonia británica gira en fuertes disturbios.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 2
Comentarios:
Policía antidisturbios bloquea una calle durante un enfrentamiento con manifestantes cerca de la oficina de Gobierno de China en Hong Kong.- REUTERS / Bobby Yip

Policía antidisturbios bloquea una calle durante un enfrentamiento con manifestantes cerca de la oficina de Gobierno de China en Hong Kong.- REUTERS / Bobby Yip

HONG KONG.- Cientos de manifestantes permanecen atrincherados en las inmediaciones de la oficina de representación del Gobierno chino en Hong Kong horas después de que una marcha contra la intervención de Pekín en los asuntos políticos de Hong Kong acabara en un enfrentamiento con la policía y dos detenidos.

Unas 13.000 personas según los organizadores ─y 8.000 según las autoridades─ protagonizaron hoy una protesta en la isla contra la intención del Gobierno chino de intervenir en el conflicto político que se vive en el Parlamento de la excolonia británica desde hace ya casi un mes, y aún cientos de ellas siguen retando a la policía frente a la sede que representa a Pekín en la región.



Los manifestantes han obligado a cortar el tráfico frente a la oficina gubernamental de China en Hong Kong, y de momento permanecen en el enclave, donde hay un ambiente tenso.

Un portavoz de la policía confirmó la detención de dos personas después de que los agentes hicieran uso de gas pimienta para tratar de contener la marea de manifestantes que se dirigía a la oficina de representación del Gobierno chino en Hong Kong al término de la protesta.

Un policía rocía con gas pimienta a un manifestante.- REUTERS/Tyrone Siu

Un policía rocía con gas pimienta a un manifestante.- REUTERS/Tyrone Siu

Entonces, cuando terminaba la manifestación que comenzó a las 15:30 hora local, la policía formó un escudo humano para tratar de bloquear el paso a los manifestantes, y éstos trataron de derribar la barricada humana, por lo que los agentes respondieron con el uso de gas lacrimógeno y la multitud les lanzó botellas de plástico.

Piden la dimisión del jefe de Gobierno de Hong Kong

Los ciudadanos, con pancartas y coreando consignas en las que pedían la dimisión del jefe del Gobierno de Hong Kong y la intervención del Gobierno de Pekín en los asuntos de la isla, habían acudido a la convocatoria de la agrupación política localista Youngspiration, que pedía defender los valores de Hong Kong.

Precisamente a esta formación pertenecen los dos jóvenes legisladores, Sixtus Baggio Leung Chung-hang y Yau Wai-ching, que están en el centro del reciente conflicto y a los que Pekín podría vetar como diputados pese a haber sido elegidos por voto popular en las elecciones al Parlamento de Hong Kong del pasado 3 de septiembre.

Leung y Yau fueron descalificados para jurar su cargo el pasado 12 de octubre después de que utilizaran insultos y lenguaje despectivo hacia China en su primer intento de toma de posesión.

A ambos se les imposibilitó repetir el proceso debido al conflicto que se produjo en la cámara por su comportamiento y el caso acabó en los tribunales la semana pasada a petición del Gobierno local, que apoya arrebatarles su escaño.

A finales de semana, Pekín confirmó que el Legislativo chino intervendrá en el proceso, lo que ha airado los ánimos en la isla.

La Asamblea Nacional Popular (Legislativo) de China ha debatido esta semana sobre el conflicto y mañana mismo podría publicar su decisión.