Público
Público

Civiles evacuados de Alepo: "Sabemos que nunca regresaremos a casa"

Debido a las detenciones arbitrarias y a las ejecuciones realizadas por el Ejército de Al Asad, mucha gente tiene miedo a acercarse a los autobuses verdes que les pueden sacar de una ciudad asediada por las bombas, el hambre y el frío. 

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:

Varias personas saludan desde el autobús con el que van a ser evacuados de Alepo. - AFP

GAZIANTEP (TURQUÍA).- “Por ahora la evacuación sigue su curso“, comenta el periodista Zouhir Al Shimale en un mensaje de voz enviado por la tarde de este jueves. “La situación es estable, han sido evacuadas mil personas, entre heridos y civiles. La gente, en las calles, espera poder salir. No sabemos si la evacuación continuará durante la noche“, explica en declaraciones a este diario.

“Necesitamos más tiempo, porque estamos hablando de un número aproximado de 70.000 personas que esperan salir. 200 heridos ya han sido evacuados“, declara por su parte Samer Korabe, miembro del Consejo Local de Alepo. “Las primeras personas ya han llegado a las zonas de Atareb. Pero tardarán en evacuar a tanta gente, hay miedo a causa de los disparos de esta mañana“, prosigue.

En los primeros instantes de la evacuación, cuatro personas resultaron heridas, entre ellos un responsable de los Cascos Blancos, durante un tiroteo contra las ambulancias enviadas para la evacuación de enfermos. Posteriormente, uno de los heridos falleció. “No hay ninguna organización internacional que supervise esta evacuación“, denuncia otro miembro del Consejo de Alepo, Mohamad Alhmada, desde Gaziantep.

Los autobuses verdes, símbolos del desplazamiento forzado de los civiles de las zonas rebeldes, como ha ocurrido ya en Daraya, Homs y otras localidades, están ya en Alepo. “La gente está contenta y triste a la vez, porque salimos del sitio, pero seremos personas desplazadas y sabemos que nunca vamos a regresar porque el régimen controlará el este de Alepo“, cuenta el periodista Zouhir Al Shimale, que en Twitter se preguntaba: “¿Cómo me las voy a arreglar ahí afuera con tanta comida, después de haber estado privado de todo?“. 

En el Alepo sitiado el hambre se ha usado como arma de guerra y los civiles han vivido durante meses graves carencias alimentarias. El hambre y el frío siguen durante la evacuación. Tampoco cesa el miedo de los civiles. En los últimos días, mientras la gente empaquetaba sus vidas en las vísperas de la tregua anterior, las milicias del régimen han vuelto a atacar con la artillería y han bombardeado los pocos kilómetros controlados todavía por los rebeldes, donde se concentra un gran número de civiles .

Hoy, explica Mohamad Alhmada, los aviones del régimen han sobrevolado la zona, pero no se ha registrado ningún herido. Debido a las detenciones arbitrarias y a las ejecuciones realizadas por el Ejército de Al Asad en los días anteriores, mucha gente tiene miedo a acercarse a los autobuses verdes. Sin embargo, quieren salir. “¿Qué escoger? ¿Las bombas y el hambre, una muerte segura? Todos han sido muy optimistas al pensar que pueden ir hacía las áreas que no están bajo el control del Ejército de Asad“, explica Zouhir. “Hay mucho miedo de la gente que ha sido llevada en autobuses llegue a la cárcel. No tengo ninguna confirmación, pero el miedo existe“, explica Tarek Mohram, relacionado con el Ejercito Sirio Libre. “La gente está alegre y triste, no quiere moverse a otro lugar, deja atrás toda su vida“, prosigue.

Los autobuses destinados a la evacuación cruzan la ciudad de Alepo. - ALEPPO MEDIA CENTER

No se sabe qué va a pasar con la familias que se han separado cuando algunos de sus miembros, sobre todo mujeres y niños, han huido de las bombas hacía las zonas controladas por el régimen de Al Asad. En los últimos días, activistas del este de Alepo han denunciado casos de ejecución y detención de hombres y mujeres. “Tal vez más tarde consigan reunirse, por ahora no podemos saber si pueden verse o no en las nuevas áreas en las que vivirán las familias desplazadas“, explica Mohamad Alhmada.

Organizaciones humanitarias que trabajan dentro de Siria con personas desplazadas, reunidas este jueves en Gaziantep en un encuentro organizado por el Consejo Noruego de los refugiados, han explicado que las personas desplazadas de Alepo se dirigirán a las localidades situadas en los alrededores o bien hacía el norte. Los que tengan parientes en estas zonas se quedarán con ellos, pero para muchos el destino final serán los campamentos para desplazados internos.

Temen que en Alepo se produzca una situación similar a la de Daraya, donde las casas habían sido ocupadas por otras personas o por extranjeros que luchaban en las milicias leales al régimen, según han explicado los participantes. Mohamad Alhmada aclara que “el régimen se quedará con las casas y con todos los bienes. La gente sabe que no se le permitirá regresar. El objetivo principal del régimen es llevar a cabo un cambio demográfico“.