Público
Público

Concluye sin prórroga la moratoria de colonias judías

Abás dijo que abandonaría el diálogo si se vuelve a edificar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presión internacional no ha servido de nada: la moratoria parcial a la construcción en las colonias judías en Cisjordania tocó a su fin sin que Israel anunciase una prórroga.

Sobre el papel, los colonos tienen ahora vía libre para empezar a levantar en ese territorio palestino ocupado las más de 2.000 viviendas que ya están aprobadas. Otras 11.000 están pendientes sólo de obtener el permiso de las autoridades locales, algunas de las cuales abrieron sus oficinas a las doce de la noche para empezar a sellar las licencias de obra que llevan diez meses esperando en sus mesas. Además, hay otras 37.000 casas que cuentan ya con la autorización del ejército israelí y están a falta de completar los últimos trámites burocráticos.

Netanyahu pide que no se celebre ostentosamente el fin de la moratoria

Las ansias expansionistas de los colonos israelíes no tienen límite. Pero, aunque el primer ministro, Binyamin Netanyahu, no ha accedido a prolongar el veto a la construcción, tampoco se espera que permita un reinicio masivo de las obras. De hecho, Netanyahu pidió a sus ministros que mantuviesen un perfil bajo, y a la derecha nacionalista, que mostrase 'contención' y no celebrase ostentosamente el fin de la moratoria. Aun así, algunas colonias acogieron ceremonias simbólicas, en las que se colocó la primera piedra de nuevos edificios y se hicieron discursos para festejar el pistoletazo de salida a la edificación.

'Llevamos diez meses aguantando la respiración y hoy, finalmente, podemos respirar', dijo a Público David Haivri, colono y director de la Oficina de Relaciones con Samaria.

Según él, el Gobierno 'ha ahogado a las comunidades judías de Judea y Samaria (Cisjordania) durante diez meses', por culpa de 'la ceguera de la comunidad internacional', que empujó en noviembre al primer ministro Netanyahu a frenar el ritmo de la colonización.

Para Haivri, como para la mayoría de los colonos, la única solución al conflicto está en 'la anexión por parte de Israel de todos los territorios que están bajo su control'. Los palestinos, según Haivri, 'estarían encantados de renunciar a votar y tener derechos políticos a cambio de quedarse en un país en el que disfrutan de unas condiciones mucho mejores que en los países árabes'. Y es que 'Israel no nació para ser una réplica de las democracias occidentales, sino para ser el Estado judío', sentencia el colono.

Hay 50.000 casas pendientes de algún trámite para ser construidas

El presidente palestino, Mahmud Abás, ha mantenido silencio por el momento. Su amenaza de abandonar las negociaciones de paz sigue encima de la mesa, aunque es difícil que la cumpla y acabe con un proceso impulsado personalmente por Barack Obama a menos de dos meses de la celebración de elecciones legislativas en Estados Unidos.

Fuentes oficiales palestinas aseguraron a Público que Abás no dará una respuesta inmediata y que se reunirá con el liderazgo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) y la Liga Árabe antes de anunciar esta semana una decisión.

De momento, las negociaciones se han cobrado la primera víctima: el izquierdista Frente Popular para la Liberación de Palestina anunció que abandonaba la OLP hasta que esta dé por finalizadas unas conversaciones que se llevan a cabo 'al dictado de Israel y EE.UU.'

La Administración Obama no ha tirado la toalla. El asesor presidencial David Axelrod aseguró que Estados Unidos mantiene la esperanza de que en los próximos días se acuerde una solución al obstáculo de las colonias porque 'es esencial seguir avanzando' en un proceso de paz en el que, sin embargo, muy pocos en Oriente Próximo tienen fe.