Publicado: 29.12.2014 16:09 |Actualizado: 29.12.2014 21:10

Al menos diez muertos en el incendio del ferri italiano Norman Atlantic

La operación de salvamento ha conseguido rescatar con vida a 427 personas 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Pasajeros del ferry "Norman Atlantic" a su llegada al puerto de Bari en Italia a bordo del "Espíritu del Pireo" hoy, lunes 29 de diciembre de 2014. /EFE

Pasajeros del ferry "Norman Atlantic" a su llegada al puerto de Bari en Italia a bordo del "Espíritu del Pireo" hoy, lunes 29 de diciembre de 2014. /EFE

Las autoridades italianas encargadas de las operaciones de rescate de víctimas en el suceso del ferri "Norman Atlantic" elevaron hasta un total de diez, el número de muertos registrados en ese accidente.

La Guardia Costiera (guardacostas italianos) informó en su perfil de twitter de que "se han recuperado otros dos cuerpos", después de añadir que continúan los contactos con las autoridades griegas "y la búsqueda de eventuales desparecidos".

"En total son 427 las personas salvadas, 10 los muertos", agregó posteriormente en otro tuit.

La ministra de Defensa italiana, Roberta Pinotti,ha asegurado que el dispositivo puesto en marcha seguirá buscando en la zona por si hubiera desaparecidos, después de que varios medios de comunicación griegos cifraran en 38 el número de posibles náufragos que no fueron rescatados. Esa cifra procede al parecer de una comparación hecha por esos medios entre las listas de pasajeros y tripulación y las personas rescatadas.

Sin embargo el ministro de Infraestructuras y Transportes, Maurizio Lupi, calificó ante la prensa en Roma de "prematuro" deducir que hay desaparecidos como consecuencia de comparar esas listas con los rescatados.

Lupi dijo en la conferencia de prensa conjunta con la ministra Pinotti que todavía habrá que aclarar con las autoridades del puerto de embarque si aquellas listas contenían nombres de personas realmente embarcadas o si eran solamente reservas de pasajes.



El suceso comenzó en torno a las 4.00 locales (2.00 GMT) del domingo, cuando se desató un incendio en la bodega del transbordador, que albergaba 222 vehículos entre camiones, autobuses y coches privados.

En la nave viajaban más de 470 personas -56 de ellas de la tripulación-, la mayoría de nacionalidad griega, pero ningún español o latinoamericano. Sin embargo, las cifras pueden variar debido a la presencia de polizones que viajaban de forma clandestina en la nave siniestrada, según reconoció el propio primer ministro italiano, Matteo Renzi, quien informó hoy a la prensa de la evolución del rescate.

Las llamas y el humo se propagaron con rapidez por las bodegas, lo que hizo que el barco quedara a la deriva, próximo a las costas de Albania y zarandeado por el fuerte oleaje que sacudió durante las últimas horas este área meridional del Adriático.

En primer lugar, la nave tuvo que ser fijada para facilitar el salvamento de los supervivientes, por lo que fue amarrada a un remolcador desplazado a la zona de operaciones.

Acto seguido se procedió a sofocar el incendio, cuyas llamas eran ya visibles desde el exterior de la nave al asomar por sus ventanas.

Esta operación se llevó a cabo con agua proyectada desde otros barcos y podría suponer el hundimiento del "Norman Atlantic" ya que actualmente, y por el peso del agua empleada, presenta una inclinación de diez grados, según informó Renzi.

Los náufragos, provistos de chalecos salvavidas, permanecieron acorralados en la terraza de la nave, en la proa, a la espera de ser socorridos.

Las autoridades de Grecia, Italia y Albania han colaborado en el dispositivo de salvamento, que se ha desarrollado sin prisas pero sin pausa a causa de las condiciones adversas que presentaba el mar, con olas de hasta seis metros de altura y vientos que alcanzaron los 50 nudos.

Para ello se ha puesto en marcha un puente aéreo desde las naves desplazadas al lugar del siniestro a puertos como los italianos de Otranto, Brindisi o Bari o el heleno de Igoumenitsa.

Además de los medios logísticos puestos a disposición por Grecia, Italia y Albania, la operación también ha contado con la participación de mercantes de pabellón de Singapur, Malta, Italia o Liberia.

Renzi ensalzó la figura del comandante Giacomazzi, quien decidió ser el último en abandonar el barco, y dijo tener el corazón "lleno de dolor" por la tragedia.

"Se ha escrito una página interesante y bella sobre la seriedad pero también una página dramática por lo ocurrido y que llena el corazón de dolor por las víctimas", dijo.

Quedan ahora por esclarecer las causas del suceso y por esta razón la Fiscalía de Bari (sur de Italia) ha abierto una investigación para determinar si se puede considerar "naufragio culposo".

Lo que se trata de esclarecer es si el transbordador, fletado por la naviera griega ANEK", estaba en condiciones de navegar.

Medios como Il Corriere della Sera aducen que, a tenor de la última revisión del barco, el 19 de diciembre pasado, la nave presentaba una serie de deficiencias en sus sistema de cortafuegos y en el sistema de señalización en casos de emergencias.