Público
Público

El Consejo de Seguridad de la ONU se reúne para tratar la situación en Líbano

Beirut ha instado a la comunidad internacional a que presione a Israel tras la muerte en un enfrentamiento armado de cuatro libaneses y un militar israelí

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Consejo de Seguridad de la ONU se ha reunido hoy para tratar el enfrentamiento armado entre los ejércitos de Israel y El Líbano en la frontera entre ambos países, en el que han muerto cuatro libaneses y un militar israelí, informó hoy el organismo oficial.

'El subsecretario general (de la ONU para Operaciones de Paz), Alain Le Roy, se ha reunido con los miembros del Consejo para informarles del enfrentamiento', explicó en una conferencia de prensa el portavoz del organismo, Martin Nesirky.

Las discusiones, que se celebran a puerta cerrada, han obligado a postergar una conferencia del nuevo presidente de turno del máximo órgano, el embajador de Rusia, Vitaly Churkin, que tenía previsto presentar la agenda de trabajo del mes de agosto.

El Gobierno del Líbano, que ocupa en la actualidad uno de los 10 puestos no permanentes del Consejo de Seguridad, ha instado a la comunidad internacional a que presione a Israel para que respete la resolución 1701 que puso fin hace cuatro años a la guerra entre el Ejército hebreo y el grupo chii Hizbulá.

Por su parte, las autoridades israelíes consideran que el choque de hoy representa 'una flagrante violación' de esa resolución adoptada por el Consejo en agosto de 2006, que ordenó el refuerzo de la Fuerza Interina de la ONU en el Líbano (FINUL) para supervisar el cese de las hostilidades.

Al menos tres soldados libaneses y un periodista murieron y otras tres personas resultaron heridas en dichas refriegas, que se desencadenaron cuando un grupo de soldados israelíes quiso talar árboles situados en la llamada valla técnica.

Esta marca limítrofe está instalada del lado israelí de la frontera y ubicada antes de la 'línea azul', marcada por la ONU para certificar la retirada israelí del sur del Líbano en mayo de 2000, tras 22 años de ocupación. Por su parte, el Ejército israelí informó que en los enfrentamientos murió un teniente-coronel y un capitán resultó herido de extrema gravedad.