Público
Público

Corea del Norte vuelve a amenazar a Seúl y Pekín pide "contención"

Pyongyang advierte de nuevos ataques y Seúl se refuerza. Dimite el ministro de Defensa surcoreano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Corea del Norte continúa mandando mensajes de amenaza a Seúl. El régimen de Pyongyang ha advertido a Corea del Sur de que no dudará en llevar ataques similares a los del martes si Seúl sigue con lo que ellos interpretan como 'provocaciones militares imprudentes'.

Mientras, el ataque ha provocado la dimisión del ministro de Defensa surcoreano, Kim Tae-young, tras las protestas de la oposición por su reacción a la agresión norcoreana.

Según informan los medios oficiales norcoreanos, Pyongyang 'emprenderá una segunda e incluso una tercera ronda de ataques sin vacilar si los beligerantes de Corea del Sur hacen otra vez imprudentes provocaciones militares'.

Por si acaso, el presidente surcoreano, Lee Myung-bak, ha ordenado al Ejército que refuerce la frontera marítima, ya que considera que 'en cualquier momento' pueden sufrir un ataque de estas características.

El martes, Corea del Norte disparó varias ráfagas de artillería contra la pequeña isla de Yeonpyeong, en el Mar Amarillo. La agresión terminó con la muerte de cuatro personas, dos de ellas civiles y es el encontronazo más grave entre las dos Coreas desde la firma del armisticio de 1953.

La comunidad internacional criticó con dureza el ataque y Seúl llevará el caso ante el Consejo General de Naciones Unidas. Con las relaciones rotas por completo entre los dos países, Corea del Norte no parece temer ningún tipo de sanción y sigue alzando el tono de sus declaraciones. 

Seúl incrementa la presencia militar en las fronteras ante el temor a otro ataque Además, Pyongyang rechazó hoy celebrar una reunión militar ccon la ONU porque 'no ve beneficios prácticos en las conversaciones' y acusó a EEUU de 'evadir su responsabilidad' en el incidente del martes al tener desplegados en Corea del Sur '28.500 militares'.

Las consecuencias políticas para el Gobierno de Seúl se han comenzado a ver esta mañana con la dimisión del ministro de Defensa. Kim había sido acusado por la oposición de dar una respuesta demasiado blanda al ataque en el Mar Amarillo y éste dejó su cargo a disposición del presidente.

Desde Pekín se está analizando con precaución el incidente vivido entre las dos Coreas y el primer ministro Wen Jiabao ha vuelto hoy a llamar a la calma.

China pide contención y más implicación de la comunidad internacional Wen no dudó en condenar 'las provocaciones militares en cualquiera de sus formas' en la Península Coreana y solicitó a la comunidad internacional 'que haga más esfuerzos para reducir la tensión'.

Wen hizo estas declaraciones desde Moscú, tras reunirse con el presidente ruso, Dmitri Medvédev. Ambos mandatarios solicitaron la reanudación de la mesa de diálogo a seis en la que participan las dos Coreas  junto a China, Rusia, EEUU y Japón.

China, según Wen, 'se ha dedicado siempre a mantener la paz y la estabilidad' en la zona, aunque EEUU no ve suficientes sus gestos y le pidió que se implicara más.

China es el único aliado político de Corea del Norte y su principal sustento económico. Este año, ambos regímenes comunistas celebraron el 60 aniversario del inicio de la Guerra de Corea, en la que  lucharon contra el Sur (apoyado por EEUU) y que terminó con el nombrado armisticio.

DISPLAY CONNECTORS, SL.