Público
Público

El cuerpo de Amanat es incinerado en India entre la indignación social

La violación de la joven despierta una ola de manifestaciones inéditas en el país en protesta por la impunidad en este tipo de crímenes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cuerpo de la joven que fue violada por seis hombres en un autobús en Nueva Delhi ha sido incinerado en la capital india tras su llegada esta madrugada desde Singapur, donde falleció ayer en un hospital.

El avión con el cadáver de la universitaria Amanat, fletado por el Gobierno indio, aterrizó en el aeropuerto internacional Indira Gandhi de Nueva Delhi a las 03.30 hora local (22.00 GMT del sábado), según afirmó un portavoz del Ministerio de Interior a los medios locales.

Según la fuente, el primer ministro indio, Manmohan Singh, y la líder del gubernamental partido del Congreso, Sonia Gandhi, se encontraban en el aeropuerto, donde rindieron tributo a la fallecida y transmitieron sus condolencias a los padres de la joven.

A continuación, el cuerpo de la chica fue trasladado a la residencia familiar en el oeste de Nueva Delhi y horas más tarde lo incineraron siguiendo el rito hindú.

La ceremonia se llevó a cabo en la más absoluta intimidad, con la única presencia de algunas personalidades políticas y del círculo más cercano de familiares y amigos.

La India amaneció ayer con el anuncio de la muerte de la joven y durante todo el día se produjeron manifestaciones en todo el país para rendir homenaje a la víctima, pedir justicia y reclamar mayores medidas de seguridad para las mujeres.

Cientos de personas salieron a las calles de Nueva Delhi para protestar por el crimen

En Nueva Delhi, el 'manifestódromo' de Jantar Mantar se erigió en el principal punto de encuentro de los indignados, después de que la policía cortara los accesos al céntrico monumento de la Puerta de la India, donde se habían registrado hasta ahora las mayores protestas.

Un día después de su muerte, las protestas continúan en la India, y en Nueva Delhi Jantar Mantar ha vuelto a ser el lugar elegido por cientos de indignados, donde a diferencia de ayer, se registraron pequeños choques con la policía.

Desde la violación de la joven, el pasado 16 de diciembre, durante 40 minutos por seis hombres en un autobús, la India ha vivido una ola de protestas inéditas, algunas de ellas violentas, como las que causaron un muerto y 143 heridos en la Puerta de la India hace una semana.

Los autores de la violación fueron detenidos y la joven, que había sido trasladada al hospital de Singapur donde falleció, padecía, según el último parte médico, 'infección en los pulmones y el abdomen, y una herida cerebral importante'.

Sólo en uno de cada cuatro casos los violadores son condenados en la India

Un diplomático indio que acompañaba a la familia de la chica en Singapur, reveló ayer que los padres de la joven 'desean que la muerte de su hija sirva para brindar un mejor futuro para las mujeres tanto de Nueva Delhi como de toda la India'.

La Oficina Nacional de Registro de Crímenes informó en 2011 de que cada 20 minutos una mujer es violada en la India, pero que en sólo uno de cada cuatro casos el violador es condenado debido, según los analistas, a la 'inmensa corrupción' presente en el cuerpo policial.