Publicado: 12.08.2015 08:56 |Actualizado: 12.08.2015 08:56

Despedido el policía que mató a un joven negro desarmado en Texas

El jefe de la Policía de Arlington critica la "mala decisión" del agente al acercase a Taylor sin contar con apoyo y sin un plan para llevar a cabo la detención.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Imagen de una de las protestas en EEUU contra la violencia policial./ REUTERS

Imagen de una de las protestas en EEUU contra la violencia policial./ REUTERS

WASHINGTON.- El oficial de la Policía de Arlington que mató de un disparo a Christian J. Taylor, un joven negro desarmado de 19 años de edad, durante un presunto robo el pasado viernes en un concesionario de coches en los suburbios de la ciudad de Dallas, en el estado estadounidense de Texas, ha sido despedido este martes.

El jefe de la Policía de Arlington, Will Johnson, ha confirmado que el oficial Brad Miller, de 49 años, ha sido despedido por el "juicio inadecuado" en el tiroteo que costó la vida a Taylor, cuando trataba de huir del lugar.



Johnson ha explicado, durante una rueda de prensa ante los medios de comunicación, que Miller tomó malas decisiones a la hora de comunicarse con otros oficiales y al acercase a Taylor sin contar con apoyo y sin un plan para llevar a cabo la detención.

El forense del condado de Tarrant confirmó finalmente que Taylor tenía heridas de bala en el cuello, pecho y abdomen, tal y como publica el diario estadounidense New York Times.

El joven afroamericano fallecido en este suceso es conocido en la localidad por ser jugador del equipo de fútbol americano de la universidad local. El entrenador del equipo en el que jugaba Taylor, Will Wagner, ha asegurado que su corazón está "dolido", mientras que el portavoz de la Universidad Estatal Angelo ha enviado las condolencias del centro a su familia y amigos.