Publicado: 17.02.2014 14:38 |Actualizado: 17.02.2014 14:38

Detenida en Sochi una exdiputada italiana transexual por portar una pancarta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Vladimir Luxuria, una exparlamentaria transexual italiana, ha denunciado este lunes haber sido detenida por la Policía rusa durante unas tres horas por exhibir una pancarta con el lema en ruso 'Ser gay está bien' en Sochi, la ciudad rusa en la que se celebran los Juegos Olímpicos de Invierno.

Luxuria ha explicado a Reuters que este domingo dos hombres vestidos de paisano se la llevaron cuando exhibió la mencionada pancarta en la zona autorizada para manifestaciones en la ciudad rusa y que ha sido liberada horas después, ya este lunes por la mañana.

La transexual ha indicado que estaba manifestándose en contra de la ley aprobada por el presidente del país, Vladimir Putin, en 2013 contra la difusión de 'propaganda gay' entre los menores de edad. Los detractores de esta norma aseguran que discrimina a los homosexuales y que ha alimentado la violencia en contra de los miembros de este colectivo.

"Creo que es importante tener la oportunidad de hablar a nivel internacional sobre estas cosas porque, de otro modo, estas cosas suceden en Rusia nadie lo sabe y a nadie le importa", ha afirmado Luxuria, tras bajar del escenario de un cabaret gay en Sochi.

La exparlamentaria ha asegurado que los agentes de policía le han tratado con respeto durante su detención y que le han comunicado que no puede exhibir pancartas con lemas homosexuales en público. La Policía se ha negado a hacer comentarios sobre el caso de Luxuria y los organizadores de la cita olímpica han asegurado que la Policía no tiene registros de esa detención.

Un portavoz del Comité Olímpico Internacional, Mark Adams, ha subrayado que los Juegos Olímpicos no deben ser una plataforma de manifestaciones. "Confiamos en que los Juegos no sean utilizados como una plataforma para manifestaciones", ha afirmado.

Durante el desarrollo de la cita olímpica, las manifestaciones sólo se permiten en una zona específicamente designada en un parque situado a 20 minutos en tren de las principales avenidas de la villa olímpica de Sochi.

Luxuria, de 48 años de edad, representó durante dos años, hasta abril de 2008, al Partido de Refundación Comunista en el Parlamento italiano y es una famosa activista en defensa de los derechos de los homosexuales. "Creo que esto es muy importante. Muy importante para mí, que he experimentado en mi infancia lo que supone ser golpeada o maltratada por el hecho de ser transexual", ha explicado.

La exparlamentaria ha comentado que tiene previsto ver uno de los partidos de hockey este lunes, incluso aunque no le dejen exhibir una pancarta o bandera. "Si no tengo la oportunidad de tener una bandera con el lema 'Ser gay está bien', lo gritaré", ha afirmado. "Sé cómo hacerlo", ha apostillado.