Público
Público

Dimitris Vitsas: "No pactaremos con los partidos que aplicaron la austeridad de la UE"

El responsable político de Syriza insiste en que su "objetivo es obtener la mayoría absoluta en el parlamento para poder llevar a cabo el programa electoral sin ningún tipo de presiones".

Publicidad
Media: 3
Votos: 4
Comentarios:

Dimitris Vitsas, responsable político de Syriza, en la sede del partido. -SARA SERRANO

ATENAS.- Quedamos con Dimitris Vitsas en la sede central del partido, situada a escasos metros de la plaza de Omonia donde Alexis Tsipras y Pablo Iglesias clausuraban la campaña electoral el pasado jueves. Nos recibe en su despacho, con un fuerte apreton de manos y ofreciéndonos un cigarrillo. Vitsas, ademas de responsable politíco de Syriza, es candidato a parlamentario en las elecciones legislativas del próximo domingo.

El próximo domingo 25, tras el fracaso de la designación presidencial impulsada por el primer ministro griego, Antonis Samaras, se celebrarán elecciones legislativas anticipadas en Grecia. ¿Por qué fracasó Samaras en su intento de designación presidencial?

Las elecciones anticipadas son el resultado de la pérdida de legitimidad del gobierno de Samaras.

Tras los resultados de las elecciones europeas, Samaras trató, a través de un tercer acuerdo, de recuperar la confianza de unas élites europeas que constataban que se había debilitado su poder en Grecia y de unos electores que dudaban cada vez más de que la austeridad y el camino seguido por Samaras fueran la única salida a la crisis.

Frente a esto, Samaras pidió el voto de confianza en el parlamento, comenzó una campaña de miedo y terror contra Syriza y, como último recurso, recurrió al adelanto de la designación presidencial.
Por su parte, Syriza no se contentó con los resultados electorales, sino que presionó al gobierno en las calles a la vez que proponía alternativas políticas a la austeridad que incentivasen el desarrollo.

Todo esto hizo que Samaras no tuviese otra alternativa que adelantar las elecciones legislativas.

Con una victoria de SYRIZA asegurada por todas las encuestas, se abren dos escenarios: Una victoria con mayoría absoluta - 151 de los 300 escaños del Parlamento -, objetivo de Tsipras para "no tener las manos atadas durante las difíciles negociaciones con la Troika", o una victoria sin mayoría, que requeriría de alianzas para poder gobernar, ¿existe una política de alianzas ante este último escenario?

"Las elecciones anticipadas son el resultado de la pérdida de legitimidad del gobierno de Samaras"

El objetivo de Syriza es obtener la mayoría absoluta en el parlamento para poder llevar a cabo nuestro programa sin presiones. Para ello pedimos a los griegos que apoyen el domingo a Syriza para que podamos implementar un programa de "salvación nacional".

En cualquier caso, no estamos cerrados a colaborar con otros representantes políticos. Queremos acabar con la crisis humanitaria y para ello colaboraremos con cualquier político que apueste por el conocimiento, la honestidad, que se oponga a la austeridad y que tenga un talante democrático y altruista, por encima de su adscripción partidaria. No vamos a colaborar con las fuerzas políticas que aplicaron las medidas de austeridad de la Unión Europea, como Nueva Democracia, PASOK o el nuevo partido de Papandreu, porque representan lo contario que defendemos. Sin embargo, tampoco está entre nuestros planes la inestabilidad y volver a las elecciones una y otra vez. En definitiva, necesitamos que los griegos nos apoyen para conseguir la mayoría parlamentaria.

Sin mayorías, la llave podrían ser los pequeños partidos que logren representación parlamentaria. ¿Se contempla la posibilidad de un pacto con la derecha ultranacionalista y antirrescate ANEL (Partido de Griegos Independientes) en el caso de que entraran en el parlamento?


ANEL representa un sector de la población muy conservador pero, al mismo tiempo, representa a las personas víctimas de la austeridad. Quizás tengamos diferencias ideológicas, pero han mostrado su interés en apoyarnos en la lucha contra la austeridad.

¿No hay ninguna posibilidad de que el KKE (Partido Comunista griego) apoye a Syriza para así formar un gobierno íntegramente de izquierdas?

"La dirección del KKE está cometiendo un error histórico al no apoyar a Syriza que le pasará factura en el futuro"

La dirección del KKE está cometiendo un error histórico al no apoyar a Syriza que le pasará factura en el futuro. Sólo se me ocurre un precedente similar, y es el caso de la postura inicial del Partido Comunista Cubano frente a Fidel Castro y su incapacidad de entender las necesidades de su pueblo durante este periodo. Sin embargo, la historia ha demostrado que Castro y Guevara tenían razón.

Del mismo modo, el KKE está anteponiendo sus intereses partidarios sobre los intereses de la sociedad y la clase trabajadora griega. A pesar de ello creemos que los resultados de las elecciones generarán una dinámica que implicará necesariamente el apoyo del KKE. Tanto nosotros como la sociedad estamos a la espera de sus próximos movimientos.

Para plantarse ante la troika y las políticas de austeridad harán falta también apoyos fuera de Grecia. ¿Cómo valora las posibilidades de cambio del mapa político europeo en una dirección progresista?

Estamos viviendo un periodo de grandes cambios históricos, en el que la elección de la forma de salir de la crisis determinará un nuevo escenario. Europa tiene dos salidas: o recuperar los principios de solidaridad y la democracia, o abrazar los principios de una extrema derecha muchas veces fascista. La exclusión de Merkel de la primera opción y la profundización de las políticas de austeridad, llevan al crecimiento de la influencia y el poder de la extrema derecha en las sociedades. Por contra, Syriza contribuye a la construcción de una salida democrática de la crisis de la mano de Podemos en España o el Sinn Féin en Irlanda y los movimientos sociales que están surgiendo en el centro de Europa. Para salir de la crisis alguien tendrá que ganar y alguien que perder. Nuestra postura es que la sociedad no sea la que vuelva a perder, sino los responsables de la crisis.

Marine Le Pen dijo que se alegraría de una victoria de Syriza...

Nosotros representamos el principal obstáculo al crecimiento de fuerzas populistas de extrema derecha como el Frente Nacional de Marine Le Pen.

Tras el estancamiento en los sondeos, Samaras ha cambiado el enfoque de su campaña electoral abriendo la posibilidad de colaborar con todas las fuerzas "proeuropeas" para garantizar el "Gobierno fuerte que el país necesita". Excluye de la invitación a Syriza "por considerarse un patriota". Samaras promete una bajada de impuestos y acusa a Syriza de querer destruir las clase media.

"Nosotros representamos el principal obstáculo al crecimiento de fuerzas populistas de extrema derecha como el Frente Nacional de Marine Le Pen. "

Samaras está volviendo hacia las posturas de extrema derecha que representaba en los años 90 en su antiguo partido "Primavera Política".

Primero trató de convencer a la gente en base a su agenda de austeridad presentándola como el único camino posible para salir de la crisis. Pero los griegos están viviendo las consecuencias de estas políticas en su día a día y saben que las cosas sólo irán a peor. La agenda de Samaras sólo sirve a los intereses de los banqueros, de los que usan las televisiones públicas sin pagar licencias, de las 10 familias que acaparan la riqueza del país, no a la gente.

Después, cuando se dio cuenta de que su programa político había dejado de ser creible, siguió la estrategia del miedo amenazando sobre los peligros que entrañaría una victoria de Syriza. Esto supone una injerencia en un proceso electoral democrático, porque alguien asustado no puede tomar una decisión política sino meramente práctica.

Por último, movido por el fracaso de su estrategia del miedo, ha comenzado a hacer promesas. Dice que el programa de Syriza no es realizable, a pesar de que nosotros hemos estimado los costes totales en 12 billones, y que sus promesas costarían 200 billones. Antonis Samaras, aliado con las grandes familias y los barones mediáticos, cree que Grecia es de su propiedad y que la gente es idiota.

¿Cómo valora las comparaciones que se hacen entre Syriza y Podemos?

España y Grecia tienen contextos diferentes, por lo que no es posible extrapolar experiencias directamente. Con Podemos tenemos una alianza y estamos colaborando estrechamente. Pablo Iglesias viene muy a mendo a Grecia y Alexis Tsipras también ha viajado a España y tenemos una relación de compañeros. También estamos colaborando e intercambiando ideas en el plano político y económico. Hemos logrado crear una nueva situación en la que crece la esperanza en toda Europa, dejando atrás los sectarismos partidistas y recuperando los valores de internacionalismo y solidaridad.

lea también...