Público
Público

EEUU espía también las comunicaciones en Latinoamérica

El país norteamericano actúa desde la isla de Ascensao, en el Atlántico Sur, para conseguir información de Brasil, Argentina, Uruguay, Venezuela y Colombia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Estados Unidos espía las comunicaciones de Brasil, Argentina, Uruguay, Venezuela y Colombia a través de un programa llamado Echelon -puesto en marcha junto a Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda- que actúa desde la isla de Ascensao, ubicada en el Atlántico Sur, según ha informado este lunes la revista brasileña 'Istoé'.

'Especialistas' consultados por 'Istoé' han asegurado que Estados Unidos y sus aliados ha instalado una serie de antenas circulares en la isla de Ascesao, ubicada a 2.500 kilómetros de la costa brasileña, para poder acceder a las comunicaciones del subcontinente.

Al parecer, se aprovecharía de lo alejado de esta isla, una excolonia británica que, a pesar de haber pasado inadvertida hasta ahora, se encuentra en una posición estratégica de comunicación de los continentes americano y africano.

De acuerdo con estas fuentes, Estados Unidos y sus aliados habrían usado estas antenas para espiar las llamadas telefónicas y los correos electrónicos de dichos países latinoamericanos inmediatamente después de que se produzcan y antes de que sean distribuidos por los satélites.

Una vez interceptada, toda esta información serían enviados a un ordenador instalado en Fort Meade, en Maryland, donde se sometería a un tratamiento para descifrarla, traducirla y procesarla.

El programa Echelon estaría a cargo de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos, que -según la cadena brasileña O Globo- ha espiado a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y al presidente mexicano, Enrique Peña Nieto.

'Hay un alto grado de probabilidades de que la NSA ya haya entrado en los sistemas de comunicaciones de la presidenta Rousseff y en todos los sistemas nacionales críticos', ha dicho el consultor de seguridad Salvador Ghelfi Raza, que ha trabajado para el Gobierno Barack Obama.