Público
Público

Conflicto Israel-Palestina EEUU: "La ONU ha hecho más daño a la paz en Oriente Medio que hacerla avanzar"

La embajadora de EEUU ante la ONU critica la "hostilidad contra Israel" desde hace "muchos años" de la organización y defendió la decisión de aceptar "lo obvio" al reconocer a Jerusalén como la capital de Israel.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La embajadora de EEUU ante la ONU, Nikki Haley.- REUTERS

Estados Unidos ha criticado este viernes a Naciones Unidas por la "hostilidad contra Israel" que mantiene desde hace "muchos años" y defendió la decisión de aceptar "lo obvio" al reconocer a Jerusalén como la capital de Israel.

"Naciones Unidas ha hecho más daño a las posibilidades de una paz en Oriente Medio que hacerla avanzar", afirmó la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, al participar hoy en una sesión del Consejo de Seguridad de la ONU.

La reunión fue convocada el miércoles después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciara que su país reconocía a Jerusalén como capital de Israel e iniciara el proceso para trasladar su embajada desde Tel Aviv hacia Jerusalén.

En la cita, convocada por ocho de los 15 integrantes del Consejo de Seguridad, incluidos tres con asiento permanente en ese órgano, Haley defendió la decisión de Trump a partir del acuerdo aprobado en 1995 por el Congreso de Estados Unidos.

"Israel tiene derecho a determinar cuál es su capital", dice Haley

Estados Unidos, afirmó la embajadora, "reconoce lo obvio, que Jerusalén es la capital de Israel", pero deja claro que ese paso no implica ninguna posición en cuanto a las fronteras del estado de Israel, que "todavía quedan por definir".

Tampoco significa que esa decisión represente una posición sobre el estatus final de Jerusalén, que, insistió Haley, debe quedar definido en las negociaciones de paz entre palestinos e israelíes, que Washington sigue respaldando, según señaló.

"Israel tiene derecho a determinar cuál es su capital", manifestó, y añadió que es "de sentido común" que las embajadas se localicen donde está el gobierno, como ocurre en muchos otros países, y "en Israel no debería ser algo distinto".

Pero en línea con otros pronunciamientos anteriores de la Administración de Donald Trump, Haley aprovechó para lanzar su ataque a Naciones Unidas por su "hostilidad hacia Israel" y dijo que Estados Unidos no quiere participar en ese tema.

Y tampoco, agregó, Estados Unidos "aceptará que le den lecciones países que carecen de credibilidad" cuando dan a conocer sus posturas sobre Israel y Palestina.