Público
Público

EEUU y la UE se pliegan al expansionismo de Israel

Nadie va a sacar a Israel de los territorios ocupados ni va a facilitar la creación de un Estado palestino

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El comportamiento de las últimas semanas por parte de la Unión Europea y de Estados Unidos muestra claramente una impotencia enorme de su parte, que es el resultado de una falta de política respecto a Oriente Próximo y de un seguimiento constante de la voluntad de Israel y de los intereses expansionistas del Estado judío.

La representante de la política exterior de la UE, Catherine Ashton, ha estado a la altura de lo que se esperaba de ella cuando ha proclamado que la UE defiende una vuelta a las negociaciones entre Israel y los palestinos.

Ashton aludió de nuevo a ese argumento como si fuera una panacea para el conflicto, cuando la realidad es que las negociaciones (si es que alguna vez han existido, puesto que el diálogo nunca ha sido entre iguales), constituyen precisamente el problema que dificulta e impide la aplicación de las resoluciones internacionales y no una vía para resolver el conflicto.

Veinte años después de la Conferencia de Madrid, cuando la comunidad de colonos israelíes en los territorios ocupados ha crecido y se ha consolidado, la oficina de Catherine Ashton considera aún oportuno declarar lo siguiente: “La UE no ha dejado de creer que la solución se debe construir mediante un gran consenso entre las partes para que se reanuden las negociaciones, y este es el único camino para la solución de los dos estados”.

Una situación similar es la de Estados Unidos. Sus representantes, Dennis Ross y David Hale, han visitado la región en los últimos días con la intención aparente de amedrentar a los líderes palestinos. Ross y Hale ni siquiera llaman colonias a las colonias israelíes en Cisjordania, y a los colonos tampoco les llaman colonos. Ellos hablan cínicamente de “cambios demográficos” que hay que respetar.

En estas circunstancias, las reuniones del Cuarteto (Estados Unidos, UE, Rusia y ONU), como la que anoche estaba prevista que se celebrara en Nueva York, sólo sirven para que los interesados realicen algunas declaraciones públicas y divulguen comunicados que todas las partes saben que son inútiles, puesto que nadie va a sacar a Israel de los territorios ocupados ni va a facilitar la creación de un Estado palestino en Cisjordania con Jerusalén como capital.