Publicado: 17.06.2014 13:20 |Actualizado: 17.06.2014 13:20

El Ejército de Irak repele un ataque de los yihadistas a sólo 60 kilómetros de Bagdad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Ejército iraquí repelió este martes un ataque de los rebeldes suníes encabezados por el Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS) contra la ciudad de Baquba, a sólo 60 kilómetros al noreste de Bagdad. La Jefatura de Operaciones de la provincia de Diyala informó de que las tropas lograron frenar la ofensiva insurgente en los barrios de Al Katun, Al Mefraq y Al Moalemin de Baquba, capital de esa región, según la televisión oficial Al Iraquiya.

Miembros del ISIS atacaron la comisaría de Al Mefraq, en el oeste de la urbe, y mataron a 52 presos. El portavoz del Ejército, Qasem Ata, dijo a la televisión estatal que los "terroristas emplearon en su ataque proyectiles de mortero y granadas en un intento de liberar a los presos". Sin embargo, los proyectiles cayeron en la sala donde se encontraban los detenidos, causando la muerte de todos ellos.

En los posteriores enfrentamientos con las fuerzas de seguridad perdieron la vida nueve extremistas y dos policías, mientras que otros seis uniformados resultaron heridos, se indica en la nota oficial. Las autoridades iraquíes siguen manteniendo que la ofensiva que tiene lugar en el norte del país es obra sólo del ISIS, aunque este cuenta con el apoyo de otros grupos suníes que se oponen al Gobierno del chií Nuri al Maliki.

Además, casi una veintena de insurgentes perecieron en duros combates en varias zonas al norte de Baquba. De ellos, doce murieron en los alrededores de la localidad de Al Azim, escenario de fuertes enfrentamientos desde la semana pasada. Las fuerzas de seguridad mataron también a otros siete combatientes del ISIS, entre ellos dos extranjeros, en la ciudad de Al Meqdadiya, al noreste de Baquba. Las autoridades no han difundido cifras de bajas en sus filas en estos combates en Diyala.

Este lunes, el ISIS tomó el control de la estratégica localidad iraquí de Tal Afar, ubicada entre la ciudad de Mosul y la frontera con Siria. El ISIS, que en última instancia quiere crear un "califato islámico" que se extienda por Siria e Irak, no solo pretende hacerse ahora fuerte en el norte de ese segundo país, sino que también ha amenazado con llegar hasta Bagdad y los santuarios chiíes de Kerbala y Nayaf, en el sur.

En Tal Afar, según fuentes de seguridad iraquíes, han muerto al menos 104 combatientes del ISIS en enfrentamientos con el Ejército. El Gobierno de Bagdad envió a la ciudad fuerzas antiterroristas y unos 2.000 voluntarios. La fuente explicó que las fuerzas gubernamentales, también apoyadas por elementos tribales armados, consiguieron expulsar a los yihadistas de algunos barrios de la localidad. Añadió que los enfrentamientos dejaron unos ochenta muertos en el castillo de Tal Afar y otros veinticuatro en las zonas de Al Saraya y Al Basatin, en el sur y este de la localidad, respectivamente. Entre los fallecidos, aseguró, hay milicianos saudíes y de otras nacionalidades árabes.

Por otro lado, el vicepresidente del Consejo de la provincia septentrional de Nínive, Nur al Din Kablan, explicó que Tal Afar está viviendo "una situación trágica debido a los bombardeos indiscriminados de las fuerzas gubernamentales y de los grupos armados en la ciudad". Kablan cifró en más de cincuenta los civiles muertos y en un centenar los heridos por bombardeos en esa localidad. Además, dijo que miles de familias han tenido que abandonar Tal Afar y desplazarse a la ciudad de Sinyar, ubicada también en la provincia de Nínive, y a la región del Kurdistán iraquí.

Por su parte, Barack Obama comunicó ayer al Congreso el despliegue de 275 soldados en Irak para garantizar la seguridad del personal estadounidense que se encuentra en el país, así como la Embajada en la capital, Bagdad. El presidente de EEUU dejó claro que las tropas"entran a Irak con el consentimiento del Gobierno".

En su nota, la Casa Blanca detalló que "el personal ayudará al Departamento de estado en la recolocación temporal de parte de los trabajadores de la Embajada en Bagdad y de los consulados generales en Basora y Erbil", y que también colaborará con la Unidad de Apoyo en Irak, desplegada en la capital de Jordania, Amán. "La Embajada en Bagdad permanece abierta, y una mayoría sustancial de la presencia de la Embajada en Irak permanecerá en sus puestos. La Embajada está totalmente equipada para llevar a cabo su misión de seguridad nacional".

El mismo lunes, EEUU envió a aguas del golfo Pérsico al buque de transporte anfibio 'USS Mesa Verde', según informó la cadena estadounidense CNN. El 'USS Mesa Verde', que cuenta con un contingente de 550 marines, se sumará al portaaviones 'USS George H. W. Bush', que recibió orden de dirigirse a esta región durante el fin de semana.