Publicado: 21.08.2014 09:14 |Actualizado: 21.08.2014 09:14

"Escocia sería el país más rico del mundo que declara su independencia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Escocia sería "el país más rico del mundo que declara su independencia" si ganara el sí en el referéndum sobre la independencia de la región, que se celebrará el próximo 18 de septiembre, dijo el líder nacionalista, Alex Salmond. El ministro principal escocés hizo esos comentarios en un encuentro con diputados en el parlamento de Escocia, donde se reunieron por última vez antes del plebiscito. Entonces, los votantes escoceses acudirán a las urnas para decantarse o bien por una región separada del Reino Unido o para votar en contra de la escisión de Escocia.

"A cuatro semanas del referendo, los escoceses se están despertando ante la oportunidad que les ofrece la independencia, y el referéndum ha inspirado un torrente de ideas sobre el tipo de Escocia que perseguimos, la Escocia que queremos ver", afirmó el dirigente nacionalista. Salmond observó que a medida que el debate sobre este asunto avanza, "algunos puntos han quedado claros", entre los que señaló que todos los escoceses están de acuerdo en que "Escocia tiene lo que hace falta para ser un país independiente y de éxito".

"Somos uno de los países más ricos del mundo y nuestro Producto Interior Bruto (PIB) per cápita es más alto que el del Reino Unido, Francia y Japón", destacó el político independentista. Reiteró además que lo mejor para el futuro de los escoceses es que las decisiones que atañen a Escocia "sean adoptadas por las personas a las que más preocupa Escocia, las personas que viven y trabajan" allí. "En un plazo de cuatro semanas, solo un voto por el sí asegurará que el futuro de Escocia continúa en manos de Escocia", apuntó.

El ministro principal escocés se enfrentará de nuevo el próximo lunes en un debate en directo televisado al exministro de Economía laborista Alistair Darling, líder de la campaña "Better Together" ("Mejor Juntos"), que agrupa a los tres principales partidos británicos -conservadores, laboristas y liberaldemócratas-, contrarios a la independencia. Ambos políticos ya se vieron las caras en un primer debate televisado el pasado 5 de agosto que, según los sondeos de opinión, habría "ganado" Darling.