Público
Público

La Eurocámara pide a la ONU que investigue

Los eurodiputados critican el bloqueo a la prensa y el atropello de los derechos humanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Marruecos recibió ayer desde el Parlamento Europeo su primera crítica formal de una institución europea. La resolución, aprobada a mano alzada, eludió señalar directamente a Marruecos como responsable de las muertes en el desmantelamiento del campamento saharaui en El Aaiún, pero sí pidió una investigación de la ONU y censuró el bloqueo informativo y el acoso a los defensores de derechos humanos practicado por Rabat.

'El Parlamento Europeo condena con firmeza los violentos incidentes que se produjeron en el campamento de Gdeim Izik cuando estaba siendo desmantelado', señala el primer punto del texto, pactado por todos los grupos.

'Marruecos no ha logrado impedir una condena europea', según IU

Los grupos de izquierda, promotores de la resolución, no denunciaron esta vez la habitual pasividad de la Cámaraante Marruecos, sino que destacaron el fracaso de su ministro de Exteriores, Taïb Fassi-Fihri, que la semana pasada logró retirar la votación del orden del día provisional con el apoyo de conservadores europeos y socialistas españoles.

El texto aprobado contradice el argumentario político de Rabat, al considerar necesaria 'una investigación independiente internacional para esclarecer los hechos, las muertes y las desapariciones', cuya responsabilidad debería recaer sobre la ONU y no sobre el Parlamento marroquí. Además, censura las prohibiciones de entrada al Sáhara ocupado y 'pide al Reino de Marruecos que permita el libre acceso de la prensa, los observadores independientes y las organizaciones humanitarias'.

Los eurodiputados protestaron también contra 'la detención y las acusaciones de acoso de defensores saharauis de los derechos humanos' y recordaron a Marruecos que está demostrando que los recursos naturales del Sáhara ocupado 'se explotan sin que ello aporte ningún tipo de beneficio a la población local', como exige la legislación internacional.

La resolución pide esclarecer las muertes y las desapariciones

'Marruecos no ha conseguido impedir que el Parlamento Europeo condene la situación en el Sáhara', aseguró Willy Meyer, el eurodiputado de IU a quien Rabat negó la entrada al territorio ocupado. Aunque el texto no lo explicite, ya que es el fruto del consenso de los grupos, para Meyer 'refuerza el derecho del pueblo saharaui a su autodeterminación y denuncia las atrocidades cometidas por Marruecos'.

El Grupo Socialista Europeo, influido por la cautela que imprime la delegación española, se contentó con condenar la violencia, sin atribuírsela a Marruecos, y pidió una 'solución definitiva, justa y consensuada a un conflicto que dura más de 30 años', según María Muñiz, eurodiputada del PSOE.

Para el grupo de los Verdes, la resolución pone fin a un largo recorrido de silencio de la Cámara sobre Marruecos, que contrasta con el compromiso con los derechos humanos en otras partes del mundo. 'El lobby marroquí ha fracasado', según Raül Romeva (ICV-Verds). 'No podemos poner al mismo nivel a quienes agreden, torturan y masacran, con quienes tratan de defenderse', aseguró, pidiendo a España y Francia que exijan a Marruecos el 'cese en su actitud de bloqueo e intransigencia' en las negociaciones de la ONU.

El lunes pasado, los ministros de Exteriores de la UE decidieron no tratar la crisis en el Sáhara, pero sí lo harán en diciembre, en una reunión regular con Marruecos. Tanto el Consejo como la Comisión Europea han evitado, hasta ahora, cualquier crítica formal a Marruecos.

DISPLAY CONNECTORS, SL.