Público
Público

Privacidad en Internet Europa ve prioritario reforzar la privacidad de WhatsApp y Facebook

El pleno de la Eurocámara pide dar un mayor control al usuario sobre los datos que proporciona a páginas de internet o aplicaciones y limitar el empleo que las empresas hacen de ellos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Eurocámara aprueba nuevas normas de privacidad para comunicaciones electrónicas / EUROPA PRESS

El pleno de la Eurocámara ha fijado este jueves su posición sobre las nuevas normas europeas de privacidad para las comunicaciones electrónicas, que pide dar más control al usuario sobre los datos que proporciona a páginas de internet o aplicaciones y limitar el empleo que las empresas hacen de ellos.

El acuerdo salió adelante con 318 votos a favor, 280 en contra y 20 abstenciones y servirá para dar forma a las futuras reglas, que se aplicarán a las comunicaciones por teléfono o mensajes de texto y también a través de los nuevos servicios de mensajería a través de internet como WhatsApp, Skype, Messenger o Facebook.

Además, para la Eurocámara, es "prioritario" que se prohíban los denominados "muros de cookies" que bloquean el acceso a una página web si el usuario no da permiso para utilizar estos elementos, unos ficheros con información sobre el individuo que la web almacena en su equipo para personalizar la página en próximas visitas.

Los eurodiputados solicitan también que se vete la posibilidad de espiar los dispositivos personales de los internautas sin su aprobación mediante "cookies" o actualizaciones de programas o seguir el rastro de las personas sin su consentimiento cuando se conecten a internet mediante redes wifi públicas, como las de centros comerciales o aeropuertos.

Europa también aclara que los metadatos siempre deben ser confidenciales

También insisten en que los metadatos, que pueden proporcionar información sobre los números de teléfono a los que se ha llamado, las páginas web visitadas, la localización geográfica o la hora y fecha de una llamada, deberían tratarse como información confidencial y no ser nunca transmitidos a terceras partes.

Subrayan que los datos solo deben ser usados para el propósito para el que se haya dado consentimiento expreso y que deberían estandarizarse los ajustes de "privacidad por defecto" para todos los programas de comunicación electrónica.

Europa debe negociar con EEUU la regulación final

"El Parlamento Europeo hoy ha hecho la elección adecuada y ha permanecido firme frente al grupo de presión de la industria sobre el control de las comunicaciones personales. Es un derecho básico para los individuos saber cómo se usa su información", indicó en un comunicado el eurodiputado socialista estonio Marju Lauristin, ponente del texto.

Europa se mantiene firme "frente al grupo de presión de la industria"

La Eurocámara debe ahora negociar con los Estados miembros de la Unión Europea (UE) el texto final de la regulación, que reemplazará la directiva actual de 2009 y adaptará las normas tanto a las posibilidades tecnológicas actuales como a las nuevas normas de protección de datos que empezarán a aplicarse en mayo de 2018.

La patronal europea BusinessEurope consideró en una nota que la posición del Parlamento complica el cumplimiento de las normas por parte de las empresas y "es mala para la economía digital, la digitalización de la industria y una mejor regulación".

Esta organización, que agrupa a casi cuarenta federaciones empresariales europeas, insistió en que "debe encontrarse un equilibrio entre el respeto a la vida privada y familiar, incluida la confidencialidad de las comunicaciones, y las oportunidades para las empresas" y recalcó que la innovación "no debe ser lastrada por reglas restrictivas".