Publicado: 13.08.2015 12:55 |Actualizado: 25.08.2015 13:53

La explosión que ha arrasado
Tianjin fue igual de potente
que 21 toneladas de TNT

El fuego que se originó tras el accidente ya ha sido controlado por un operativo de unos 1.000 bomberos. Hay al menos 44 muertos, y los heridos se cuentan por cientos

Publicidad
Media: 1.88
Votos: 16
Comentarios:
Tianjin

Vista general de la zona afectada por la explosión y el posterior incendio. REUTERS

MADRID.- Alrededor de las 23.30 (hora local) un almacén situado en el puerto industrial de la ciudad portuaria de Tianjin, en el noreste de China, voló por los aires con una intensidad equivalente a tres toneladas de dinamita. Apenas 30 segundos después, se produjo otra equiparable a 21 toneladas de TNT (21 tones).

Las explosiones provocaron una enorme bola de fuego que se ha podido ver a varios kilómetros de distancia y que ha iluminado por completo el cielo de Tianjin. Las autoridades han confirmado la muerte de 50 personas (12 de ellas, bomberos). Al menos 700 personas resultaron heridas, más de 71 de ellas de gravedad, dijo el Gobierno de la ciudad de Tianjin en su microblog Weibo, mientras que la agencia de noticias Xinhua indicó que dos incendios seguían activos. [VEA LA FOTOGALERÍA]



Vastas zonas del puerto -el décimo más grande en el mundo- quedaron devastadas, contenedores comerciales fueron arrojados como cajas de cerillas, cientos de vehículos nuevos se incendiaron y los edificios quedaron como estructuras chamuscadas, dijeron testigos.

El incendio que se originó tras la detonación ya ha sido controlado. El Ministerio de Seguridad Pública ha confirmado que las llamas están "bajo control inicial", de tal forma que no ha descartado que puedan reavivarse. Alrededor de mil bomberos y casi 150 equipos de extinción se han sumado a estas tareas, informa la agencia de noticias oficial Xinhua.

La causa de las explosiones era desconocida, pero los accidentes industriales son comunes en China después de tres décadas de un acelerado crecimiento económico. Una explosión en una fábrica de partes para vehículos en el este del país dejó 75 personas muertas hace un año.

Mensaje del Gobierno chino

El presidente de China, Xi Jinping, y el primer ministro, Li Keqiang, han reclamado el mayor esfuerzo posible para salvar a los heridos, rescatar a los desaparecidos y minimizar los daños provocados por la explosión.

Xi ha exigido que las autoridades controlen rápidamente el fuego y que realicen "pleno esfuerzo para rescatar y atender a los heridos, así como para garantizar la seguridad de las personas". De la misma forma, se ha comprometido a identificar con celeridad la causa del accidente y "castigar severamente a los responsables".

En este contexto, el presidente chino ha señalado que todas las localidades deben aprender "de las dolorosas lecciones del accidente", llevando a cabo investigaciones sobre los riesgos de seguridad y fortaleciendo la gestión de mercancías peligrosas, con el objetivo último de garantizar la tranquilidad de sus ciudadanos.

Por su parte, el primer ministro, Li Keqiang, ha dado instrucciones inmediatas para extinguir el fuego y organizar la búsqueda y rescate de aquellas personas que permanecen desaparecidas. Asimismo, ha reclamado precaución para "prevenir accidentes secundarios" durante el desarrollo de estas tareas.

La Administración de Seguridad Laboral de Tianjin ha difundido una nota en la que explica que se reunió la semana pasada con responsables del complejo industrial para analizar el posible endurecimiento de las medidas de seguridad.