Público
Público

Las FARC dicen que no se rinden y ofrecen dialogar

El grupo guerrillero responde a la muerte de su jefe militar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La guerrilla colombiana de las FARC, afirmó ayer que sigue 'reclamando una oportunidad para la paz, no para la rendición', en su primer pronunciamiento tras la muerte en un bombardeo de su jefe militar y figura clave de la organización, Víctor Julio Suárez, alias Mono Jojoy.

'El único camino es la solución política y pacífica para el conflicto social y armado interno, y en ella somos y seremos factor determinante', subraya un comunicado del órgano de difusión de las FARC, la revista Resistencia, divulgado por una agencia de noticias afín a los rebeldes.

Pero el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha dicho a las FARC que solo dialogará si abandonan el terrorismo y el secuestro. En una alocución desde Nueva York ayer prometió además seguir combatiendo al grupo guerrillero hasta que se desmovilice y entregue las armas.

Mas de mil guerrilleros pertenecientes al Bloque Oriental de las FARC y de los círculos de seguridad del Mono Jojoy, conocido también como Jorge Briceño, abatido por las fuerzas militares en la madrugada del miércoles, permanecían desplegadas durante la jornada de ayer, huyendo con éxito por la zona de La Macarena, en la región del Meta, una tupida selva que impide cualquier seguimiento aéreo y de muy difícil acceso por tierra, a lo que hay que sumar la estrategia de la guerrilla de cubrir con la siembra de minas sus retiradas.

En el ataque contra ‘Mono Jojoy’ se utilizó más de una tonelada de bombas

Antes de salir hacia la zona de operaciones, el ministro de Defensa Rodrigo Rivera, explicó que en el operativo para eliminar al líder guerrillero participaron más de 800 hombres y 65 aeronaves que arrojaron más de una tonelada de bombas. Rivera declaró que el objetivo era únicamente el Mono Jojoy, al que tenían plenamente localizado desde hacía varios días. Las autoridades colombianas confirmaron la información adelantada ayer por este periódico de que la ubicación del jefe guerrillero se logró mediante la colocación de un GPS entre los suministros de su cuartel general, un búnker de cemento.

En concreto, el localizador se encontraba camuflado en uno de los pares de botas especiales que le habían hecho llegar recientemente a Jojoy, para que pudiera caminar afrontando la inflamación de sus pies debida a la diabetes que padecía. Los informantes que vendieron al líder guerrillero, señalaron que solía levantarse entre la una y las cuatro de la madrugada para leer informes y trabajar en sus ordenadores, por eso la operación se lanzó a las dos.

El jefe guerrillero fue localizado a través de un GPS oculto en sus botas

El casi irreconocible cadáver del Mono Jojoy, que presentaba una profunda herida en el cráneo, fue plenamente identificado ayer en el Instituto de Medicina legal de Bogotá adonde fue transportado en un avión. Sin embargo, por el momento los forenses no han logrado lo mismo con los otros siete guerrilleros abatidos, cuatro hombres y tres mujeres. Una de ellas podría ser la joven profesora holandesa Tanja Nijmeijer, que se unió a la guerrilla hace varios años y que permanecía muy próxima al difunto cabecilla guerrillero.En declaraciones a Público, León Valencia, un analista especializado en la violencia en Colombia, considera que a pesar de que el golpe dado a las FARC abatiendo al jefe del Frente Oriental ha sido muy grave, no significa el final de una guerrilla, que cuenta aún con 11.000 efectivos y que está muy bien ubicada en la Cordillera Central de los Andes colombianos. Sus fuerzas también están concentradas en las fronteras con Venezuela y Ecuador, al mando del jefe supremo Alfonso Cano.

Según Valencia, 'es en esas zonas y no en el Frente oriental de Jojoy, que se encontraba muy debilitado, donde las FARC han perpetrado la mayoría de sus acciones el último año, con más intensidad aún que en 2002, el año de mayor confrontación'.  eado en la madrugada del miércoles y allí murió.