Público
Público

El FBI busca vínculos entre las cartas venenosas y los atentados de Boston

La Oficina Federal de Inteligencia informa de que el sobre dirigido al presidente Obama contenía el sumamente tóximo ricino, igual que el recibió el senador demócrata Durbin

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Servicio Secreto de Estados Unidos ha interceptado una carta con ricino remitida al presidente norteamericano, Barack Obama. Este paquete ha hecho saltar las alarmas en el Capitolio, donde se han recibido otras tres. Por lo que las autoridades decidieron desalojaron durante unas horas una parte del edificio y acordonaron la Casa Blanca, según informa la emisora norteamericana CNN.

El ricino, para el que no hay antídoto, es una potente toxina que causa hemorragia intestinal, diarrea, vómitos, deshidratación e hipotensión. Puede causar la muerte en un plazo de 36 horas. Una dosis de 500 microgramos —lo que cabe en la cabeza de un alfiler— puede matar a un hombre adulto.

La recepción de los sobres ocurre un día después de los ataques en el maratón de Boston y el día que el Senado estadounidense inicia la votación de las medidas de control de armas apoyadas por el presidente Barack Obama. 

El lugar al que llegó la carta no está cerca de la Casa Blanca, según ha explicado el portavoz Edwin Donovan en un comunicado. 'Esta instalación identifica de manera rutinaria cartas que necesitan un control secundario o un control científico antes de ser entregadas', señaló Donovan. 'El Servicio Secreto está trabajando de cerca con la Policía del Capitolio y el FBI en esta investigación', agregó.

Según informó en un comunicado la oficina del senador por Alabama Richard Shelby, las autoridades 'investigan un paquete sospechoso entregado en la recepción' del edificio Russell, donde él trabaja. Parte de los trabajadores de ese edificio y de otro cercano, el edificio Hart, adonde llegó el otro paquete, permanecen en sus oficinas y no se les permite entrar ni salir, informó por su parte la cadena CNN.

Las autoridades están interrogando al individuo que los entregó debido a que el protocolo del Congreso no permite entregar paquetes ni sobres directamente en sus instalaciones. La correspondencia debe llegar a una oficina situada a las afueras de la capital, en el estado de Maryland.

El hecho se produce horas después de que se conociese el envío de otro paquete con partículas de la sustancia venenosa ricino al senador demócrata por Misisipí, Dick Durbin, según relata la CNN. Este bulto, interceptado en un centro postal de Maryland, dio positivo en la prueba de toxinas.

El FBI busca ahora indicios que señalen una posible conexión entre la carta enviada al senador y la del presidente, pues ambas cartas contienen la frase: 'Ver algo incorrecto y no difundirlo es convertirse en un aliado silencioso de su continuación', y las dos tienen además la misma firma: 'Soy KC y apruebo este mensaje', según el reltato de la Oficina Federal de Investigación.

El jefe de los agentes de seguridad del Senado, Terrance Gainer, dijo en un correo electrónico enviado a las oficinas del Senado que el sobre tenía un matasellos de Memphis (Tennessee), pero no contenía información sobre el remitente. Tras recibir información de las autoridades policiales, la senadora demócrata Claire McCaskill dijo a los periodistas que las autoridades han identificado a un sospechoso, pero no precisó si éste fue arrestado.

La oficina de correos del Senado, que se encuentra a las afueras de Washington, está cerrada durante dos o tres días mientras continúa la investigación.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, ha confirmado al inicio de su rueda de prensa diaria que Obama ha sido informado sobre esta amenaza. Aunque ha evitado avanzar más datos sobre la investigación y sobre la cinta de seguridad que en estos momentos rodea a la Casa Blanca. 'Son procedimientos normales de precaución, medidas preventivas, pero son los servicios secretos los que pueden dar más datos sobre esto', asegura. No obstante, 'las actividades en la Casa Blanca no se han visto afectadas como resultado de esta investigación', ha aclarado. Carney confirma que Obama viajará mañana junto con su esposa a Boston.

(SEGUIRÁ AMPLIACIÓN)