Público
Público

La Fiscalía pedirá que Berlusconi vaya a juicio

Será acusado de prostitución y abuso de poder por el caso Ruby'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Fiscalía de Milán presentará este miércoles la petición de juicio inmediato para el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, por los delitos de abuso de poder y prostitución de menores por el caso Ruby.

La jueza Cristina di Censo contará ahora con cinco días para evaluar si los cargos que se le imputan son tan consistentes como para juzgarlo por la vía rápida. Si así fuera, Il Cavaliere podría estar sentado en el banquillo entre abril y mayo y habría que sumar este proceso a los tres que se le vienen encima en las próximas fechas: el caso Mills, cuya reapertura se anunció ayer para el 11 de marzo; el caso Mediaset, para el que Berlusconi está convocado el 25 de febrero; y la audiencia preliminar del casoMediatrade, que tendrá lugar el 5 de marzo.

El proceso contra Berlusconi irá separado del de los otros tres acusados de inducción a la prostitución, la consejera regional del Pueblo de la Libertad en Lombardía, Nicole Minetti, el agente televisivo Lele Mora, y el director de informativos de Canale 5, Emilio Fede, para los que se solicitará el juicio ordinario. Así lo confirmó ayer el fiscal jefe Edmondo Bruti Liberati, que también desestimó la posibilidad de añadir a la brasileña Iris Berardi a la acusación del jefe del Gobierno. En el curso de la investigación, los fiscales descubrieron que la joven participó en dos fiestas en la mansión de Arcore cuando aún era menor, pero no han hallado pruebas de que se acostara con Il Cavaliere.

Tras conocer la noticia, Berlusconi se reunió en su residencia de Roma con los abogados Niccolò Ghedini y Piero Longo, y con el ministro de Justicia, Angelino Alfano.

El plan defensivo de Il Cavaliere tiene muchos frentes abiertos y era hora de recapitular. En lo que se refiere sólo al caso Ruby, la estrategia es clara: conseguir que la competencia pase al Tribunal de Ministros, encargado de llevar los casos en los que algún cargo del Gobierno sea imputado en el desarrollo de sus funciones.

La tesis que manejan es que el 27 de mayo de 2010, Berlusconi llamó a una comisaría de Milán para solicitar la liberación de la marroquí Karima el Mahgroug (Ruby), porque pensaba que era la nieta del presidente egipcio Hosni Mubarak y quería evitar un problema diplomático. Los fiscales, por su parte, sostienen que el primer ministro abusó de su cargo para ocultar sus supuestas relaciones sexuales con Ruby, a cambio de dinero y regalos, cuando era menor.

La táctica no es precisamente rápida y conlleva un laberinto de batallas institucionales, pero de salir bien, el Parlamento tendrá que votar si consiente que Berlusconi vaya a juicio y, por ahora, las cuentas cuadran. En lo que respecta a los otros tres casos, el Gobierno tratará de someter a trámite parlamentario en el menor tiempo posible una nueva versión del proceso breve, antigua aspiración de Il Cavaliere que decretaría la prescripción inmediata de miles de procesos,incluidos los suyos.