Público
Público

Fracasa la negociación sobre la deuda y el déficit de Estados Unidos

El presidente estadounidense se reúne con los líderes demócratas y republicanos para insistir en la búsqueda de un plan fiscal que conjure la suspensión de pagos el próximo 2 de agosto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El 'gran acuerdo' que Barack Obama esperaba conseguir, un plan adoptado por demócratas y republicanos para elevar el tope de la deuda estadounidense y resolver el problema crónico del déficit, parecía ayer en coma, después de que el pasado viernes el presidente de la Cámara de Representantes y principal interlocutor de Obama, el republicano John Boehner, abandonara la mesa de negociaciones. El encuentro celebrado ayer en la Casa Blanca entre Obama y los líderes demócratas y republicanos en el Congreso, que apenas duró una hora, no enmendó un fracaso estrepitoso que acerca al país a una posible suspensión de pagos el próximo 2 de agosto.

A través de su portavoz, Obama pidió ayer a los líderes del Congreso que abandonen los 'juegos políticos' y alcancen un acuerdo. A su juicio, sería 'irresponsable' volver a poner la economía estadounidense de nuevo 'en riesgo'. Una reducción de la calificación de la deuda causaría 'daño a nuestra economía y a todos los estadounidenses, que tendrían que pagar tipos (de interés) más altos por sus tarjetas de crédito y por las hipotecas de sus casas y sus coches', dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

El viernes, Obama dijo haber ofrecido un 'acuerdo extraordinariamente justo' y criticó a Boehner por dejarle 'frente al altar'. En una carta a los congresistas, este culpó al Gobierno de la ruptura: 'Nunca hubo un acuerdo y nunca estuvimos cerca de conseguirlo'. Según Boehner, las partes tienen 'visiones distintas del país'.