Público
Público

Los franceses vuelven a protestar contra el tijeretazo de Sarkozy

La quinta jornada de huelga del año reúne hasta tres millones de manifestantes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los trabajadores franceses erigieron ayer una nueva muralla humana de manifestaciones contra el recorte de pensiones programado por el presidente Nicolas Sarkozy. Se sucedieron unas 230 marchas en todo el país. Reunieron a casi tres millones de personas (2,9 millones, según los sindicatos, y 997.000, según el Gobierno). El dato nuevo que comunicaron los organizadores y las bases de los manifestantes en esta quinta jornada de movilización en lo que va de año, fue la masiva presencia de mujeres, acorde con el debate más agitado que se avecina: la reforma de pensiones planeada por los conservadores perjudicaría sobre todo a las trabajadoras.

Desde Lyon (este del país), con unos 40.000 manifestantes, y desde Perpignan (sur), con unos 18.000, así como en otras ciudades, los enlaces sindicales elevaron a sus centrales las informaciones de terreno, y de todas ellas se destacaba la novedad: la proporción de mujeres ha subido considerablemente en los cortejos, respecto a las marchas del 7 de septiembre pasado.

El debate se centra en las mujeres, más perjudicadas por la reforma

Es el reflejo de uno de los puntos centrales del debate actual sobre pensiones. Un organismo oficial, la Alta Autoridad de Lucha contra las Discriminaciones y para la Igualdad (HALDE, en sus siglas francesas), advirtió al Gobierno conservador sobre un dato que éste intentaba escabullir desde hace meses. La elevación de 60 a 62 años de la edad legal de jubilación, y la elevación de 65 a 67 de la edad que permite aspirar al 100% de la pensión de base, acoplados al programado aumento de los periodos de cotización obligatorios hasta 41,4 años, conllevarían de inmediato una discriminación suplementaria de las mujeres trabajadoras.

A causa de la inacción en materia de igualdad, las francesas son mucho más numerosas que ellos en tener que tardar en jubilarse. Un 21% de ellas espera hasta los 65 años, frente a un 13% de los hombres. Además, a causa del mayor índice de paro, del mayor índice de empleo a tiempo parcial, y de los periodos de maternidad, ellas tienen menos puntos de cotización incluso a los 65. Por lo tanto, indica la HALDE, en su forma actual el proyecto es discriminante, puesto que obligaría aún a más mujeres a esperar a jubilarse a los 67 años, y ello para un nivel de pensión inferior.

En las manifestaciones, esa realidad fue motivo de conversación y motor de revuelta. Las huelgas alcanzaron un seguimiento algo menor que el 7 de septiembre de entre el 19% y el 49% en servicios públicos, empresas semiestatales y grandes grupos como la petrolera Total. Las encuestas volvieron a reflejar que la opinión respalda la protesta, con un apoyo de entre el 62% y el 73% según los diferentes institutos.

El Gobierno quiere elevar de 60 a 62 años la edad de jubilación

A la hora del aperitivo, cuando los más de 250.000 manifestantes de París todavía no habían empezado a reunirse, el Elíseo cometió un desliz bastante inédito. Se permitió decir que las cartas ya estaban echadas. Un consejero de Sarkozy hizo circular que 'un descenso sensible' en el número de huelguistas y de manifestantes 'significa que o bien los franceses consideran que ya han dejado atrás todo esto, o bien que apoyan aún más' el proyecto.

Curioso análisis ése, de poner en el mismo saco los que 'han dejado atrás todo esto' y los que apoyan al Gobierno, y de confundir la extraña contabilidad de la policía sobre manifestantes y huelguistas, con la realidad de la calle, de los sondeos y hasta del Senado.

Porque el Senado francés inicia el lunes el análisis en comisión del proyecto de ley. En el pleno de la Cámara Alta, los sarkozystas tienen una mayoría muy estrecha, que pende de un sólo hilo, el hilo de los senadores centristas, los radicales centristas laicos, y de la derecha socialcatólica. El presidente del Senado, Gérard Larcher, dijo que él cree necesario retocar el proyecto, al menos en el capítulo que afecta a las mujeres.

La intersindical se reúne hoy para decidir las futuras acciones. Varios sindicatos de ferroviarios anunciaron ayer que estudian la perspectiva de huelgas indefinidas.