Publicado: 17.11.2015 09:15 |Actualizado: 17.11.2015 16:06

Francia pide una coalición mundial contra el yihadismo y vuelve a atacar el feudo del Estado Islámico 

Por segunda noche consecutiva, cazas franceses bombardean la ciudad de Raqqa, en el norte de Siria y bastión de los islamistas. Hollande declara la guerra al terrorismo y anuncia que viajará la próxima semana a Estados y Rusia para sellar una alianza global.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
François Hollande, tras su discurso en Versalles. / EFE

François Hollande, tras su discurso en Versalles. / EFE

PARÍS, 17 nov (Reuters) - El Ejército de Francia ha bombardeado nuevamente en la madrugada de este martes posiciones del grupo yihadista Estado Islámico en la localidad siria de Raqqa, uno de sus bastiones en el país, en respuesta a los atentados perpetrados el viernes en París.

"El Ejército ha ejecutado por segunda vez en el espacio de 24 horas un ataque aéreo contra el Estado Islámico en Raqqa", ha anunciado el Ministerio de Defensa, según ha informado la emisora France Info.



Según estas informaciones, un centro de comando y un centro de entrenamiento de la formación extremista han sido destruidos en estos ataques, en los que han participado un total de diez aviones Rafale y Mirage.

"Los dos objetivos han sido bombardeados y destruidos de forma simultánea", ha señalado, detallado que los ataques "se han llevado a cabo en coordinación con las fuerzas estadounidenses". Los aviones despegaron de Jordania y Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Los bombardeos de esta madrugada vienen a rubricar la petición que el presidente de Francia, François Hollande, lanzó el lunes a Estados Unidos y Rusia para crear una coalición mundial que combata al Estado Islámico. "Tenemos que combinar nuestras fuerzas para lograr un resultado cuya llegada ya es demasiado tardía", dijo el presidente.
francés en un discurso ante los diputados y senadores de Francia, reunidos en una sesión conjunta. Horas más tarde aviones de combate franceses lanzaron nuevos ataques, los segundos tras los atentados, contra objetivos en Siria.

"Francia está en guerra", dijo Hollande en esa sesión conjunta del Parlamento en el Palacio de Versalles, prometiendo aumentar los fondos para la seguridad nacional y fortalecer las leyes contra el terrorismo en respuesta a los atentados suicidas y tiroteos en los que murieron 129 personas.

"No estamos implicados en una guerra de civilizaciones porque estos asesinos no representan a ninguna. Estamos en guerra contra el terrorismo yihadista que amenaza a todo el mundo", afirmó Hollande.

Para Hollande, la amenaza es global: "El acto de guerra del viernes fue decidido y planeado en Siria, preparado y organizado en Bélgica y perpetrado en nuestro territorio con la complicidad de ciudadanos franceses", señaló el presidente francés.

Los parlamentarios respondieron a Hollande con una ovación en pie antes de cantar espontáneamente La Marsellesa, el himno nacional galo, en una muestra de unidad política tras la peor atrocidad que Francia ha visto desde la Segunda Guerra Mundial.

Hollande: "El acto de guerra del viernes fue decidido y planeado en Siria, preparado y organizado en Bélgica y perpetrado en nuestro territorio con la complicidad de ciudadanos franceses"

La coalición liderada por Estados Unidos ha estado bombardeando a Estado Islámico durante más de un año. Rusia se sumó al conflicto en septiembre, pero responsables occidentales dicen que ha atacado principalmente a los combatientes respaldados por potencias extranjeras que luchan contra el presidente sirio, Bashar al Assad, y no a Estado Islámico.

Al mismo tiempo que hablaba Hollande, Obama calificaba en Turquía, donde se reunió el G-20, los ataques del viernes como un "revés terrible y repugnante", pero insistió en que la coalición liderada por Estados Unidos está logrando avances y descartó el envío de tropas terrestres.

Por otra, parte, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, que llegó ayer, lunes, a París para rendir un homenaje a los que murieron en los ataques, dijo: "Esta noche todos somos parisinos", y prometió que Estados Unidos permanecerá "hombro con hombro" junto a Francia. Kerry se reunirá con Hollande el martes en la mañana.

Sigue la conmoción

La conmoción sigue en Francia. Gran parte de Francia respetó a mediodía un minuto de silencio en recuerdo de los fallecidos. El Metro se detuvo, los peatones se pararon en la calle y los oficinistas hicieron pausa a sus labores en sus escritorios.

Además, las investigaciones avanzan. Los investigadores identificaron a un belga con residencia en Siria como el posible cerebro tras los ataques, que tuvieron como objetivo bares, restaurantes, una sala de conciertos y un estadio de fútbol.

La federación de fútbol de Bélgica dijo en un comunicado el lunes que suspendería por razones de seguridad un partido amistoso internacional entre las selecciones de Bélgica y España que iba a jugarse el martes en Bruselas.

Etiquetas