Publicado: 12.03.2014 15:08 |Actualizado: 12.03.2014 15:08

El G-7 amenaza a Rusia con tomar medidas si se anexiona Crimea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los líderes del G-7 han amenazado a Rusia con represalias si se anexiona Crimea. El grupo de los países más industrializados del mundo han exigido a Muscú que "cese de inmediato" su apoyo al referéndum de la república autónoma de secesión de Ucrania y "detenga todos los esfuerzos para cambiar el estatus" de la península o afronte las consecuencias.

Los líderes de Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido, EEUU, que ya amenazaron con expulsar a Rusia del foro del G-8, pidieron asimismo a Moscú que abandone su postura de control militar, permita observadores y mediadores internacionales y acepte un diálogo directo con el nuevo gobierno de Kiev. "La anexión de Crimea podría tener graves implicaciones en el orden legal que protege la unidad y soberanía de todos los Estados", avisa el G-7. "Si Rusia da ese paso, responderemos con una acción posterior, a nivel individual y colectivo", señala un comunicado difundido por la Casa Blanca.

La Comisión Europea (CE) y los siete países más desarrollados avisaron asimismo al presidente de Rusia, Vladímir Putin, que "un referendo como ese no tendrá efecto legal", además de alertar de que "ante la presencia intimidatoria de tropas rusas (en Crimea), también sería un proceso fallido carente de fuerza moral". El presidente de la Comisión de la UE, José Manuel Durao Barroso, afirmó durante su intervención en la Eurocámara en Estrasburgo (Francia) que la separación de Crimea es "una violación inaceptable y no provocada" de la soberanía e integridad territorial de Ucrania.

El Parlamento regional crimeo aprobó el lunes una declaración de independencia de Ucrania y reiteró su aspiración de ingresar en la Federación Rusa. El grupo de las siete economías más industrializadas considera que cambiar el estatus de Crimea "es contrario a la ley ucraniana y viola la ley internacional". Asimismo, pide a Moscú que rebaje la tensión en la región, sede de la flota rusa del Mar Negro por virtud de acuerdos con Kiev, y acuartele a las tropas y reduzca la presencia militar a los niveles previos a la crisis. Por último, urge a Rusia a que se una al proceso diplomático "para resolver esta crisis y apoye los avances en favor de una Ucrania soberana, independiente, incluyente y unida". 

Las maniobras militares conjuntas de las Marinas de Bulgaría, Rumanía y Estados Unidos en el mar Negro han comenzado este miércoles, un día más tarde de lo inicialmente previsto. Según han informado las autoridades militares búlguras, el destructor estadounidense 'Truxtun', dotado de misiles guiados, con 300 tripulantes y que forma parte de la Sexta Flota estadounidense, con base en Nápoles (Italia), se ha unido a las maniobras con la fragata búlgara 'Drazki' y tres buques rumanos.

"En esta ocasión, el ejercicio ha empezado como estaba planeada", ha explicado el teniente coronel Dimitar Titev. Los ejercicios deberían haber comenzado el martes pero fueron aplazados un día por la mala meteorología. El ministro de Defensa búlgaro, Angel Naydenov, ha indicado que el embajador de Ucrania en Sofía, Mikola Baltaji, le ha comunicado que el ejercicio naval BlackSeaFor, que iba a liderar la Marina ucraniana del 28 de marzo al 15 de abril, ha sido cancelado.