Público
Público

El Gobierno griego ultima nuevos recortes salariales

Los funcionarios y los pensionistas han perdido ya un 40% de su poder adquisitivo en tres oleadas de recortes.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los líderes de los tres partidos que apoyan al Gobierno griego intentarán acordar de nuevo hoy la forma de ahorrar otros 11.600 millones de euros con medidas que incluyen rebajas salariales a policías, militares, jueces y religiosos, a los que los recortes no han afectado tanto hasta ahora. El primer ministro, el conservador Andonis Samarás, se reúne con Evangelos Venizelos, del socialdemócrata Pasok, y con Fotis Kuvelis, del centro-izquierdista Dimar, en un ambiente de división interna, sobre la oportunidad y el tipo de recorte a aplicar.

El nuevo paquete de ahorro de 11.600 millones para los años 2013 y 2014 es una condición impuesta a Grecia por la Unión Europea y por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para seguir prestando ayuda financiera al endeudado país mediterráneo. Las medidas de ahorro tendrían que estar listas antes de la prevista llegada a Atenas a principios de septiembre de los jefes de la misión de latroika, el Banco Central Europeo (BCE), la Comisión Europea y el FMI, que han de evaluar si Grecia está cumpliendo sus compromisos de reforma.

Entre las medidas que contempla está que los recortes salariales aplicados en los últimos años a los trabajadores públicos se extiendan a los sectores que reciben 'sueldos especiales', como militares, policías, diplomáticos, médicos, profesores universitarios y miembros de la jerarquía de la iglesia Ortodoxa. Según el diario Athens News, esos recortes podrían ser de entre el 6% para las fuerzas del orden hasta el 10% para doctores y profesores y el 20% para el resto de afectados.

Aunque las medidas no han sido anunciadas públicamente, los medios especulan con que podrían incluir un plan para pasar a la reserva durante tres años a unos 40.000 funcionarios, quienes percibirían el 65% de su salario base, una medida que rechazan los socios de Samarás, según el diario Kathimerini. El centro-izquierdista Dimar también se opone a nuevas reducciones de las pensiones. Desde el inicio de los programas de austeridad en 2009, los funcionarios y los pensionistas han perdido un 40% de su poder adquisitivo en tres oleadas de recortes, y en el sector privado las cifras son similares debido al efecto sobre los salarios de la liberalización de los convenios colectivos.

Las fisuras en el Gobierno y el malestar expresado por algunos parlamentarios gubernamentales ha hecho que el partido de Samarás, Nueva Democracia, advierta a sus diputados con medidas disciplinarias si votan contra las medidas de ahorro.

También se espera que Samarás informe a sus socios en la frágil coalición de Gobierno del resultado de sus reuniones la semana pasada con la canciller alemana, Angela Merkel, y con el presidente de Francia, Francois Hollande.