Público
Público

Una grabación secreta crea un problema al Gobierno británico

Una trampa tendida por un periódico conservador ha estado a punto de costarle el puesto al ministro de Empresas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una trampa tendida por un periódico conservador ha estado a punto de costarle el puesto en el Gobierno británico a Vince Cable, ministro de Empresas y uno de los dirigentes más importantes de los liberales demócratas. De rebote, y a causa de la locuacidad de Cable, ha supuesto una victoria para el magnate de la prensa Rupert Murdoch.

Dos periodistas del Daily Telegraph que se hicieron pasar por votantes de la circunscripción de Cable mantuvieron una conversación con él que quedó grabada de forma oculta. En ella, el ministro explicaba que el Gobierno de coalición era 'una guerra' entre conservadores y liberales demócratas. 'Si me presionan demasiado, puedo irme del Gobierno y eso acabaría con el Gobierno, y (los tories) lo saben', decía Cable.

El desliz obligó a Cable a disculparse, dado que el desmentido era imposible. Lo peor vino horas más tarde cuando la BBC reveló una parte de la conversación que el Telegraph había preferido no hacer pública, aquella en la que Cable se refería a Murdoch.

El ministro decía que había 'declarado la guerra' a Murdoch y que estaba en condiciones de ganarla. Como ministro de Empresas, Cable tiene que decidir si perjudica a la competencia la OPA que Murdoch ha lanzado sobre todas las acciones de BSkyB, la mayor cadena de TV de pago del país, cuya gestión ya controla.

Tanto el Telegraph como otros medios se oponen a la OPA porque daría a Murdoch una posición dominante en el mercado.

Vince Cable estuvo cerca de dimitir, pero al final se decidió que continuará en el Gabinete. Para evitar un inevitable conflicto de intereses, será otro ministro el que tome la decisión definitiva sobre BSkyB.