Público
Público

Grillo moviliza a cientos de indignados por la elección de Napolitano

Una multitud de seguidores del Movimiento 5 Estrellas marchan en Roma contra lo que el cómico califica de "pequeño astuto golpe institucional"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cientos de personas, la mayoría simpatizantes del Movimiento 5 Estrellas (M5S), emprendieron esta tarde una marcha pacífica desde una plaza romana hacia el Coliseo para expresar su indignación por la reelección de Giorgio Napolitano, de 87 años, como presidente de la República.

Beppe Grillo, líder de M5S, había convocado la protesta, pero al final, por motivos de seguridad, no pudo dar su mitin. Grillo llegó a la pequeña plaza dei Santi Apostoli en coche, pero no pudo llegar andando al palco debido a la cantidad de prensa y de manifestantes y la policía le aconsejó que se marchase por motivos de seguridad, según explicó el cómico. El líder del M5S pudo sólo subirse al techo de su coche y pronunciar uno de sus gritos de batalla dedicado a la clase política: '¡Rendiros!'.

Los centenares de personas que se agolpaban en la plaza decidieron entonces, animados por algunos parlamentarios de M5S que estaban presentes, realizar una marcha hacia el Coliseo romano, ya que las fuerzas de seguridad les impidieron acercase al Quirinal, sede de la República.

En una rueda de prensa anterior, Beppe Grillo criticó la reelección del presidente italiano como un intento desesperado para mantener el poder por parte de una clase dirigente desacreditada.

El amplio acuerdo entre la izquierda y la derecha para dar a Napolitano otro mandato de siete años podría acabar con el impás, al que se llegó después de que ninguna fuerza lograra una mayoría destacada en el parlamento tras las elecciones de febrero. El movimiento de Grillo respaldó a Stefano Rodota, un académico de izquierdas, mientras que Napolitano fue elegido por el bloque de centroderecha de Silvio Berlusconi, el movimiento de centro del primer ministro saliente Mario Monti y la dividida coalición de centroizquierda Partido Democrático (PD). Grillo, cuya promesa de acabar con la vieja guardia le permitió a su M5E ganar uno de cada cuatro votos en sus primeras elecciones nacionales, calificó la elección presidencial de 'astuto pequeño golpe institucional' diseñado para mantener a los viejos partidos en el poder.

'Han robado un año de tiempo. No creo que podamos aceptar esto', dijo en la rueda de prensa, la primera en la que comparece desde las elecciones de febrero. El sábado, tras la votación, Grillo decidió no unirse a los que protestaban contra la decisión, ya que la situación pudiera volverse violenta, y bajó el tono de sus palabras tras haber condenado la votación, a la que inicialmente había calificado como un 'golpe de Estado' en toda regla.

Italia, la tercera mayor economía de la eurozona sigue sin gobierno dos meses después de las elecciones generales, apenas ha crecido en 20 años y está lidiando con la mayor tasa de desempleo en décadas. Se espera que las conversaciones para la formación de una nueva administración finalicen la semana que viene ante la gran presión a la que se están viendo sometidos los partidos por parte de Napolitano para alcanzar un acuerdo.