Público
Público

Grupos yihadistas libios claman venganza por la captura de Al Libi

Llaman al secuestro de ciudadanos estadounidenses y sus aliados, a sabotear oleoductos, barcos o aviones. Al Libi fue hecho prisionero el domingo, acusado de participar en atentados que se cobraron la vida de 224 civiles  en Kenia y Tanzania.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Grupos yihadistas libios instan a la población de este país a secuestrar a los ciudadanos estadounidenses y de otros países occidentales residentes en Trípoli y a sabotear oleoductos, barcos y aviones, en venganza por la captura de un destacado miembro de Al Qaeda, Abu Anas Al Libi, efectuado la semana pasada por las fuerzas especiales norteamericanas en Libia.  Sus amenazas también van dirigidas al Ejecutivo libio : 'Advertimos de que el Gobierno libio va a pagar caro este vergonzoso acto', ha añadido.

Nazih al Ragye, alias Abu Anas Al Libi -que actualmente está siendo interrogado en un buque estadounidense - está acusado de haber participado en los atentados con bomba perpetrados en 1998 contra las Embajadas de Estados Unidos en Kenia y Tanzania, que causaron la muerte de 224 civiles. Fue capturado el pasado sábado en las calles de Trípoli y trasladado a un barco de la Armada estadounidense en el Mediterráneo, según las autoridades norteamericanas.

Los grupos yihadistas han difundido varios mensajes a través de Internet, incluida la cuenta de Facebook Benghazi protegida por su pueblo, según ha comprobado el servicio norteamericano de vigilancia de páginas web islamistas SITE.

En estos mensajes, los terroristas instan a los libios a cerrar las entradas y salidas de la capital, Trípoli, y secuestrar a los ciudadanos de Estados Unidos y sus aliados con el objetivo de utilizarlos como monedas de cambio para conseguir la liberación de sus propios presos. Asimismo, llaman a sabotear las oleoductos que exportan gas a Europa y a atacar barcos y aviones.

'Libia sigue siendo un lugar de no creyentes gobernado por normas ajenas a la Sharia (interpretación radical de la ley islámica) de Alá; por tanto, no debe haber seguridad para los no creyentes', se manifiesta en uno de los mensajes difundidos por foros y redes sociales.

En otro, un grupo autodenominado Los Revolucionarios de Benghazi, Al Bayda, Derna ha condenado la captura del líder de Al Qaeda y acusado a las autoridades libias de conocer de antemano la operación. El primer ministro libio, Ali Zeidan, aseguró este pasado fin de semana que su Gobierno había pedido explicaciones a Estados Unidos sobre la redada, que se saldó con la detención de Al Libi.

El mismo grupo insta a combatir a 'todos los que han traicionado al país y que estén implicados en esta conspiración'. 'Advertimos de que el Gobierno libio va a pagar caro este vergonzoso acto', ha añadido.

Desde la caída del régimen libio de Muamar Gadafi en 2011, los grupos islamistas radicales, incluidos los pertenecientes a Al Qaeda, han utilizado Libia como base de operaciones y para el contrabando de armas. En el norte de África operan Al Qaeda del Magreb Islámico y otros grupos afines.

Al Libi, de 49 años, estaba en la lista de busca y captura del FBI estadounidense y se había ofrecido una recompensa de cinco millones de dólares por su captura. En 2000 fue acusado formalmente, junto con otros 20 supuestos miembros de Al Qaeda, entre ellos el fundador de la red, el fallecido Osama Bin Laden, y su actual líder, Ayman al Zawahiri.