Público
Público

Los guerrilleros del PKK empiezan a abandonar Turquía

Los militantes kurdos se dirigen al norte de Irak. Su marcha es uno de los puntos del proceso de paz con Ankara para acabar con 29 años de conflicto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La salida de suelo turco de los guerrilleros del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) ha comenzado este miércoles sin incidentes y según lo planeado, en un ambiente de discreción total, según confirmaron fuentes del partido pro kurdo BDP.

'La salida ha comenzado oficialmente. Sabíamos que el PKK ha estado haciendo preparativos en las últimas semanas. La retirada está teniendo lugar y seguirá como un proceso secreto. Ni el Estado, ni los medios ni nosotros podemos observarla', explicó Selahattin Demirtas, presidente del BDP. Demirtas explicó que la retirada de los milicianos tardará entre dos y cuatro meses y que tras ese periodo, el PKK ya no tendrá más militantes en suelo turco.

La marcha de los guerrilleros, que se dirigirán ahora al norte de Irak, es uno de los pasos esenciales del proceso de paz abierto entre el PKK y el Gobierno turco para acabar con 29 años de conflicto armado. Según Sirri Sureyya Onder, un diputado del BDP que participó en los contactos con la guerrilla, las autoridades han tomado 'medidas administraivas' para facilitar la salida de los milicianos. 'Sólo nos preocupan las provocaciones de las fuerzas paramilitares en la región y de los guardas rurales. Tienen armas y no están bajo control', indicó el parlamentario.

Sureyya aseguró que los guerrilleros que salgan de Turquía no irán a Siria, a sumarse a la rebelión contra el régimen de Bachar Al Asad, como se ha rumoreado en algunos medios turcos. 'No van a luchar ni con Asad ni con el Ejército Libre Sirio (rebeldes). Hay solidaridad con los kurdos de Siria, pero el PKK no va a sumarse a la guerra allí', afirmó el diputado.

Aunque no hay datos oficiales, se estima que unos 3.000 milicianos del PKK operan en suelo turco, mientras que otros 2.000 permanecen en sus bases de la región montañosa del norte de Irak. Esta retirada es parte de las negociaciones entre Abdullah Öcalan, el líder histórico del PKK, encarcelado desde 1999, el BDP y el servicio de inteligencia turco, orientadas a acabar con un conflicto que desde 1984 se ha cobrado ya 45.000 vidas.