Publicado: 16.11.2015 18:29 |Actualizado: 16.11.2015 20:30

Hollande propone reformar la Constitución francesa para actuar contra el terrorismo

El presidente galo anuncia que intensificará los ataques contra el Estado Islámico: "No habrá tregua alguna".

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
El presidente francés François Hollande se dirigire a la nación a través de un discurso ante los parlamentarios de las dos cámaras legislativas del país reunidas en Congreso extraordinario en Versalles.

El presidente francés François Hollande se dirigire a la nación a través de un discurso ante los parlamentarios de las dos cámaras legislativas del país reunidas en Congreso extraordinario en Versalles.

PARÍS.- El presidente francés François Hollande propone una reforma constitucional y un endurecimiento de las medidas militares y judiciales para actuar contra el terrorismo. Así lo ha anunciado durante su discurso dirigido a Francia, ante los parlamentarios de la Asamblea Nacional y del Senado reunidos en una sesión extraordinaria en Versalles, en relación a los ataques terroristas llevados a cabo por el Estado Islámico que tuvieron lugar en París durante la noche del viernes y que acabaron con la vida de 129 personas.

"Francia está en guerra contra el terrorismo yihadista, que amenaza a todo el mundo y no sólo a Francia", ha declarado Hollande y ha añadido que "la República destruirá a los terroristas". El presidente francés ha afirmado que, tras el bombardeo masivo del pasado domingo sobre Raqqa, el feudo del ISIS en Siria, "Francia va a intensificar sus ataques", y ha añadido que "no habrá tregua alguna".

Hollande quiere modificar la Constitución para garantizar la protección del Estado de derecho: "Tenemos que hacer evolucionar nuestra Constitución para permitir a los poderes públicos actuar, respetando el Estado de derecho, contra el terrorismo de guerra".



El presidente ha recordado que se crearán nuevas plazas tanto en el cuerpo judicial como en el policial, que aumentará en 5.000 nuevos agentes en dos años y 10.000 en cinco, y ha presentado una serie de disposiciones que endurecen el tratamiento jurídico del radicalismo y el terrorismo, entre las que se encuentran expulsiones del país, aumento de las penas a los culpables y la retirada de la nacionalidad a quienes sean condenados por delitos que atenten contra el Estado o contra sus valores fundamentales.

Hollande aboga por reforzar los controles en la Unión Europea y anuncia que se reunirá con Obama y Putin, así como con Consejo de Seguridad de la ONU "en el plazo más breve" para aprobar una resolución contra el Estado Islámico: "Su crimen reforzará nuestra determinación para destruirlos".

El presidente galo pretende, además, prolongar el estado de emergencia durante tres meses, adaptándolo "a las nuevas tecnologías y a las amenazas" y reforzando todos los mecanismos posibles para proteger al país de las posibles amenazas.

Hollande ha calificado los atentados del viernes en la capital francesa como una agresión contra los valores del país y "la patria de los derechos humanos" y ha recordado que la democracia ha triunfado en otras ocasiones frente a "adversarios más fuertes que estos viles asesinos".

Por otra parte, el presidente ha felicitado a los militares que llevaron a cabo la ofensiva sobre Siria, así como a los servicios de emergencias  y a las fuerzas de seguridad por su labor desarrollada durante los seis ataques a la capital francesa.