Público
Público

Huelga de hambre contra la ley de extranjería en Francia

Los activistas acampan enfrente de la Asamblea Nacional 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Nueve personas han entablado una huelga de hambre de diez días al pie de la Asamblea Nacional en París, apoyados por varias convocatorias de respaldo en ciudades como Valence, Burdeos, Nimes y Toulouse. La acción, en la que figura un fraile franciscano autor de varias protestas de impacto, es un intento de 'impedir que Nicolas Sarkozy secuestre la conciencia de los diputados' con su nueva y 'especialmente inhumana' ley de inmigración y extranjería.

La acción arrancó anteayer en el momento en que el ministro de Identidad Nacional, Eric Besson, comparecía en comisión parlamentaria para empezar a hablar de un proyecto de ley más 'relativo a la inmigración, la integración y la nacionalidad'. Se trata del texto que va a recoger buena parte de las disposiciones anunciadas en caliente por Sarkozy a finales de julio: las medidas contra gitanos, la restricción del acceso a la nacionalidad francesa, la extensión de los casos en que se podrá quitar esa nacionalidad y otros motivos para la expulsión.

Protestan contra un proyecto 'especialmente inhumano'

El proyecto de ley llega al pleno el 28 de septiembre. Para los activistas en huelga de hambre, con los que Público se reunió ayer en la modesta tienda de campaña, es una trampa. 'Hay disposiciones muy técnicas, disposiciones que hasta nosotros, que llevamos muchos años en la defensa de los sin papeles, tardamos en comprender. Mirándolas con detenimiento implican, por ejemplo, negar a un extranjero prácticamente toda posibilidad de recurrir a un juez', explicaron.

'Las condenas internacionales y los más de 100.000 manifestantes hace unos días no han cambiado nada. Alguien quiere secuestrar la conciencia y la humanidad de los diputados. Por eso, como simples ciudadanos, nosotros venimos a alertar', añadieron. La alerta, de momento, les ha valido la visita de tres diputados, uno de ellos, Etienne Pinte, perteneciente a la mayoría conservadora del presidente.

Para la que será su quinta ley de extranjería en siete años, Sarkozy ha querido pegar fuerte. Ha ido endureciéndola día tras día y ahora es una 'monstruosidad jurídica', según la catedrática de Derecho Myriam Benlolo Carabot. No sólo lo son las disposiciones antigitanos o sobre la privación de nacionalidad francesa. Es que Sarkozy también ha inventado una especie de delito de 'abuso de la estancia de corta duración' que permitiría expulsar hasta a los ciudadanos de la UE de condición humilde si están de paso por París.

Un diputado gubernamental ha visitado a los manifestantes

Uno de los iniciadores de la huelga de hambre es el anciano franciscano Alain Richard, creador de los Círculos de Silencio. Esas asambleas de gente silenciosa que forman un círculo por las noches en toda Francia fueron el primer acto de protesta contra el cerrojazo de Sarkozy.