Público
Público

Humala arma su equipo sin ceder a las presiones

El presidente electo de Perú pide calma al país

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras el desplome de la Bolsa de Valores de Lima (BVL), que sufrió una caída histórica el lunes al descender un 12,41% y una suspensión por varias horas de las cotizaciones como consecuencia de la victoria electoral de Ollanta Humala, los mercados financieros se estabilizaron con una leve recuperación.

Los mensajes tranquilizadores del actual ministro de Economía y del equipo técnico del nuevo presidente electo, evitaron más especulaciones, sobre todo en el ámbito minero (el 70% de las cotizaciones de la BVL son de empresas de ese sector).

Kurt Burneo, uno de los líderes del equipo económico de Gana Perú, el partido de Humala, aclaró que se trata de una volatilidad episódica y que subirá en el corto plazo. 'Vamos a mantener el actual modelo económico pero con un énfasis social muy marcado', recordó Burneo. También expresó que 'detener la Bolsa por varias horas no es una práctica que ayude (a revertir la caída)'.

Sin ceder a la presión de los empresarios, la vicepresidenta electa de Humala, Marisol Espinoza, aseguró que en el curso de esta semana se dará a conocer el nombre del futuro ministro de Economía, el director del Banco Central de Reserva (BCR) y el de la Presidencia del Consejo de Ministros. Es una de las peticiones más reiteradas de la oposición y de los empresarios. 'No vamos a designar un ministro de Economía justo el primer día, sería bastante apresurado y atípico', justificó Burneo.

'No vamos a designar un ministro de Economía justo el primer día'

Por su parte, Humala ha optado por la prudencia y ha tratado de esquivar a la prensa hasta que no se publiquen los resultados definitivos de las elecciones. 'Le pido calma al país', fue lo único que dijo a los periodistas que aguardan fuera de su casa.

El entorno político y técnico de Humala, de donde saldrán sus equipos ministeriales, está vigilado de cerca por la oposición y los empresarios que temen la presencia de radicales de izquierda.

No obstante, para el historiador peruano Antonio Zapata ese temor no tiene sustento. 'Los socialistas aliados de Humala proceden en su mayoría de la izquierda de los años ochenta, que empezó a modernizarse en los últimos 20 años y que estuvieron en el Gobierno del centrista Alejandro Toledo, quien apoyó a Humala en la segunda vuelta', asegura el académico.

Según este profesor, el discurso del miedo que usaron sus adversarios políticos durante la campaña perdió fundamento, pero todavía tiene impacto entre los empresarios. Todos los políticos cercanos a Humala han aceptado en las últimas décadas dos realidades: la economía de mercado y el sistema democrático, asegura. 'Sin embargo, siguen en la izquierda porque conservan el sentido de inclusión social, la preocupación por los pobres, por la justicia y por la redistribución'.

Para Zapata el futuro Ejecutivo deberá ser un ejemplo de concertación. 'Es muy posible que en los sectores Salud y Educación se designe a líderes con tendencia de izquierda; en Economía, a una persona más liberal, sin tampoco olvidarse del propósito prioritario que es la inclusión social', sentenció.