Público
Público

Un incendio en almacenes de Irak destruye votos electorales que debían ser recontados 

En ellos se guardaban las urnas con los votos, así como material electrónico para el recuento. Según fuentes oficiales, tres de los seis edificios han ardido por completo. Los votos de las elecciones del pasado 12 de mayo debían ser recontados.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Un incendio se desencadenó este domingo en varios almacenes en cuyo interior se guardaban las urnas que contenían los votos de las elecciones parlamentarias iraquíes, celebradas el pasado 12 de mayo, antes de que se proceda a un recuento ordenado por el Parlamento, según informó a la agencia EFE una fuente del Ministerio de Interior iraquí.

El fuego, cuyas causas se desconocen de momento y todavía continúa, se produjo poco después del mediodía en un complejo ubicado en el barrio Al Kilani, en el centro de Bagdad, indicó la fuente, que pidió el anonimato.

Tres de los seis edificios del complejo en los que se guardan las papeletas de los comicios, así como los dispositivos electrónicos para el recuento, han ardido por completo, según la fuente, que añadió que los equipos de bomberos y de Defensa Civil se desplazaron al lugar de los hechos e intentan controlar el fuego.

El incendio se produce en un momento en el que el Parlamento iraquí ha ordenado el recuento de forma manual de los votos en todos los centros electorales por las sospechas de fraude y falsificación durante los comicios, ya que por primera vez en el país las papeletas se contaron de forma electrónica.

De hecho, el Consejo Supremo de la Justicia iraquí anunció hoy los nombres de los jueces encargados del recuento de votos, asumiendo el papel de la comisión electoral, el órgano supervisor de los comicios y que fue suspendido tras las acusaciones de fraude durante el cómputo.

Los resultados dieron la victoria a la coalición Sairún (Marchamos, en árabe), integrada por el movimiento del clérigo chií Muqtada al Sadr y por el Partido Comunista iraquí, que ocupará 54 escaños en el nuevo Parlamento.

El primer ministro en funciones, Haidar al Abadi, -cuya coalición quedó por sorpresa en tercer lugar- afirmó el pasado 5 de junio que hubo "graves violaciones" en las elecciones tras las denuncias presentadas.

Basándose en esas denuncias, la comisión ha anulado hasta el momento los resultados de 1.021 urnas en diferentes centros electorales.