Público
Público

La inteligencia británica pagó al falso talibán que negoció con Karzai

Según 'The Times', el farsante es dependiente de una tienda y se aprovechó de sus conexiones en la frontera con Pakistán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Este viernes han salido a la luz más datos que no hacen sino sonrrojar a los servicios de inteligencia de EEUU y de Reino Unido. El impostor, Ajtar Mohamad Mansur, que se hizo pasar por un jefe talibán y para negociar un acuerdo de paz con el presidente afgano, Hamid Karzai, fue pagado por el MI6 británico.

Lo afirma el diario The Times, que sigue el hilo de las informaciones publicadas esta semana por varios periódicos estadounidenses, que afirmaban que lo que pensaban estaba siendo un gran avance en el fin del conflicto, es en realidad una estafa a gran escala.

El diario británico dice que 'lejos de ser un ex ministro del Gobierno talibán, se cree ahora que el individuo en cuestión trabajaba en una tienda, y era un comandante talibán de bajo rango, o simplemente un aprovechado con buenas conexiones de la ciudad fronteriza paquistaní de Quetta'.

'Los británicos estaban convencidos de la buena fe del hombre y llevaron a 'Mansur' de Quetta a Kabul en un avión de transporte británico C130 en varias ocasiones', dice el periódico.

El martes, The Washington Post dijo que dos altos cargos afganos creían que el hombre era un 'humilde dependiente' de Quetta, la ciudad de Pakistán donde huyeron líderes talibanes en 2001.

Un portavoz del Foreign Office al que se pidió comentarios al respecto declaró: 'No podemos ni confirmar ni negar detalles de operaciones'.

Informaciones de periódicos en Estados Unidos y Europa fomentaron el mes pasado interés en la celebración de conversaciones de alto nivel, patrocinadas por la OTAN, entre el Gobierno afgano y líderes talibanes. Karzai dijo que su Gobierno no se había reunido con nadie llamado Mansur.

The Times citó a un alto cargo del Gobierno afgano diciendo el jueves: 'La inteligencia británica fue ingenua y hubo una ilusión vana por nuestra parte'.

Bill Harris, que se retiró este mes como el principal representante de Estados Unidos en la provincia de Kandahar, dijo a The Times el jueves que no fueron únicamente agentes de inteligencia británica los responsables del error.