Publicado: 11.01.2016 21:03 |Actualizado: 11.01.2016 21:03

El Estado Islámico reivindica el asalto al centro comercial de Bagdad en el que han muerto 40 personas

La organización terrorista ha calificado el ataque como "una operación contra los chiíes". El EI difunde un comunicado a través de Internet en el que se jactan de haber golpeado un centro de reunión de "negacionistas paganos" y aseguran que han matado a 90 personas.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:
Las fuerzas de seguridad iraquíes se reúnen en el lugar donde ha estallado un coche bomba, horas antes del asalto al centro comercial en Bagdad, Irak. REUTERS/Ahmed Saad

Las fuerzas de seguridad iraquíes se reúnen en el lugar donde ha estallado un coche bomba, horas antes del asalto al centro comercial en Bagdad, Irak. REUTERS/Ahmed Saad

BAGDAD.- El Estado Islámico ha reivindicado la autoría del asalto lanzado este lunes por hombres armados contra un centro comercial de Bagdad, en lo que la organización terrorista ha calificado como "una operación contra los chiíes". Según las fuentes de seguridad, el balance de víctimas se ha fijado en 18 muertos y 40 heridos.

Los milicianos de negro se han atribuido el atentado en un comunicado difundido a través de Internet en el que se jactan de haber golpeado un centro de reunión de "negacionistas paganos" y aseguran que han matado a 90 personas, de acuerdo con SITE.



Sin embargo, las fuentes de seguridad consultadas por la agencia de noticias Reuters han fijado el balance de víctimas en 18 muertos y 40 heridos. Es habitual que las cifras no coincidan porque los terroristas suelen inflar las bajas.

El atentado ha tenido lugar en el centro comercial Jawaher, ubicado en el distrito chií de Jadida, en el este de Bagdad. Cuatro hombres armados han conseguido abrirse paso tras el estallido de un coche bomba a la entrada y, una vez dentro, han activado sus chalecos explosivos.

"Las fuerzas de seguridad están en la escena y la situación está bajo control", ha dicho el portavoz del Ministerio de Interior de Irak, el general Saad Maan.

También en Bagdad, al menos siete personas han muerto y 15 han resultado heridas cuando un terrorista suicida ha empotrado su coche en una calle comercial del distrito suní de Nahrawan, en el sureste de la capital iraquí.

Por otro lado, 20 personas han fallecido y 50 han sufrido lesiones por la explosión de dos bombas en la ciudad de Muqdadiya, ubicada 80 kilómetros al noreste de Bagdad, según han informado fuentes médicas y de seguridad.

El atentado ha tenido lugar en un casino. Un terrorista se ha inmolado en su interior y cuando comenzaban a llegar las primeras personas para auxiliar a las víctimas ha estallado un coche bomba que estaba aparcado a la entrada.

Horas antes, tres personas han muerto y ocho han resultado heridas cuando un coche bomba colocado por milicianos del Estado Islámico ha explotado cerca de un restaurante en Baquba, de acuerdo con fuentes médicas y policiales.

Las autoridades iraquíes han decidido declarar un toque de queda para toda la provincia de Diyala, a la que pertenecen Muqdadiya y Baquba, después de lo ocurrido.

Los ataques de este lunes son los más letales de los últimos tres meses en Irak. Maan ha considerado que son una respuesta a las pérdidas que "los grupos terroristas" han sufrido recientemente a manos de las tropas gubernamentales.