Público
Público

Israel amenaza con volver a aislar a Gaza

Olmert estudia el asesinato de los dirigentes de Hamás

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Israel amenaza con dar una respuesta contundente al lanzamiento de cohetes Qasam por parte de las milicias palestinas, aunque en el entorno del primer ministro Ehud Olmert se descarta una invasión de la franja de Gaza.

Todo indica que Israel incrementará la presión económica y humanitaria sobre el conjunto de la población de la franja, esperando que de esa manera cese el lanzamiento de cohetes, aunque parece poco probable que esto ocurra a corto plazo.

Otra medida que se estudia es reanudar el asesinato de los líderes de Hamás, como se hizo en 2004, especialmente de Mahmud al-Zahhar, a quien se considera el máximo responsable de la organización fundamentalista en Gaza, y del primer ministro Ismail Hanniya.Hamás está tensando la cuerda. Por un lado expresa de esa manera su oposición a la ocupación y mantiene vivo su enfrentamiento con el Estado sionista.

Y por otro, denuncia la situación insostenible que hay en Gaza debido al bloqueo impuesto por Israel, que ha causado una crisis humanitaria.

Después de que el sábado un cohete hiriera de gravedad a dos hermanos en Sderot, costándole a uno de ellos la amputación parcial de una pierna, Olmert manifestó que no dará 'ninguna consideración especial a nadie', indicando de esta manera que Israel se dispone a atentar contra los líderes de Hamás.

La ministra de Exteriores, Tzipi Livni, manifestó que Israel 'tiene el derecho y el deber de defender a sus ciudadanos' conforme a la ley internacional.

'Si disparan un cohete no tendrán electricidad, agua o gasóleo', dijo el viceprimer ministro Haim Ramon, quien desea medidas radicales a corto plazo. Pero el bloqueo afecta a medicinas y alimentos de primera necesidad desde antes que Hamás se hiciera con el control de la franja en junio pasado.Ramon se sumó a los políticos partidarios de reanudar los asesinatos extrajudiciales de líderes de Hamás.

En 2004 estos asesinatos llevaron a los fundamentalistas a suprimir los atentados suicidas en el interior de Israel.'Cualquiera que esté implicado en el lanzamiento de cohetes o acciones terroristas contra Israel es un objetivo de asesinato', recalcó Ramon.

Contrarios a una invasión

La mayor parte de los ministros no están por la labor de invadir Gaza puesto que una medida de estas características podría tener repercusiones imprevisibles.

Todos tienen presente las conclusiones de la comisión Winograd sobre la guerra de Líbano que han estado a punto de costarle la cabeza a Olmert. Si Israel invade Gaza se producirá un elevado número de muertos, probablemente también en las filas del Ejército, y la presión sobre Olmert crecerá hasta un punto impredecible.

'Nos están presionando para reocupar Gaza pero eso no nos interesa, de manera que vamos a imponer sanciones económicas', dijo el ministro de Infraestructuras, Benjamin Ben Eliezer.