Publicado: 01.07.2014 08:20 |Actualizado: 01.07.2014 08:20

Israel asalta Hebrón y ataca Gaza con decenas de bombardeos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Apenas unas horas ha tardado Israel en resarcirse y volver a imponer duras represalias a Palestina. Desde que ayer por la tarde se encontraran los cadáveres de los tres estudiantes judíos desaparecidos en Cisjordania, el Ejército israelí ha tomado al asalto la ciudad de Hebrón y ha bombardeado durante toda la madrugada decenas de puntos de la Franja de Gaza.

La intensa operación militar emprendida para hallar a los responsables del secuestro y asesinato de los jóvenes se ha cobrado ya la vida de un joven palestino. Según fuentes militares, los soldados respondieron con fuego contra la víctima, un adolescente de 16 años, cuando supuestamente se disponía a lanzarles una granada en el distrito cisjordano de Hebrón. Además, otras tres personas fueron detenidas en el operativo nocturno, que se centró en las viviendas de Amer Abu Aysha, de 33 años, y Marwan Kawasme, de 29 años, dos supuestos miembros de Hamás a los que Israel culpa de la desaparición y muerte de los estudiantes.

Según medios de prensa israelíes, las tropas demolieron anoche parte de la vivienda de Abu Eysha, en el norte de Hebrón, en su afán de hallar armas y pistas que conduzcan al arresto de ambos. Igualmente, registraron la casa de la familia Kawasme, uno de los clanes más grandes de Cisjordania, donde cerca de un centenar de personas se enfrentaron a las tropas israelíes, que usaron gases lacrimógenos y no dudaron en disparar para hacer frente al lanzamiento de piedras y otros objetos.

Los incidentes se reprodujeron al amanecer en el área de Halhul, en el norte de Hebrón, cerca del lugar donde se hallaron los cuerpos y también de donde desaparecieron el 12 de junio Eyal Yifrah, de 19 años, y de Gilad Shaar y Naftali Fraenkel, de 16, los estudiantes israelíes muertos.

Nada más conocerse el hallazgo de los cuerpos, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, reunió a su gabinete de seguridad para decidir la respuesta y advirtió a Hamás que pagaría por lo sucedido. "Fueron secuestrados y asesinados a sangre fría por animales (...). Hamás es responsable y Hamás va a pagar", declaró Netanyahu.


Ataque aéreo de Israel en Rafah, al sur de Gaza. - AFP

Dicho y hecho. La aviación israelí ha bombardeado durante la madrugada del martes decenas de puntos en la Franja de Gaza. Testigos indicaron que cazabombarderos atacaron una veintena de objetivos del grupo palestino Yihad Islámica y de Hamás. Entre los lugares alcanzados, los testigos citaron presuntos arsenales del brazo armado del movimiento islamista y terrenos desde donde se lanzan cohetes contra Israel.

Minutos antes de los ataques, uno de estos proyectiles fue disparado desde Gaza contra la localidad meridional israelí de Sdot Neguev, sin causar daños ni víctimas. El lanzamiento se suma a otros 16 en la jornada de ayer. La desaparición de los estudiantes judíos ya había generado una escalada de la violencia y el hallazgo de los cuerpos una cadena de amenazas mutuas en las últimas horas.

Tras el secuestro, el Ejército israelí lanzó la operación 'Guarda de mi Hermano', una serie de asaltos para intentar conseguir información sobre los tres jóvenes. La operación se ha saldado por el momento con seis palestinos muertos, entre ellos un menor, 118 heridos y más de 500 detenidos. Los militares han registrado 2.200 lugares de toda Cisjordania durante la búsqueda.

Por su parte, Hamás ha advertido de que Israel busca justificar un ataque con las informaciones sobre la muerte de tres jóvenes y ha recordado que ningún grupo armado palestino ha reivindicado estos asesinatos. "Sólo se ha publicado la versión israelí de lo ocurrido. Israel está intentado justificar una agresión contra nosotros, contra Hamás", ha afirmado el portavoz de la formación, Sami Abu Zuhri.

En ese sentido, ha rechazado las "acusaciones y amenazas" de Israel. "Ya estamos acostumbrados y sabemos cómo defendernos", ha señalado. Poco antes, el mismo portavoz había afirmado en otro comunicado que Hamás considerará a Israel responsable de cualquier escalada y advirtió a Netanyahu de que "las puertas del infierno se abrirán para él" si emprende una guerra en Gaza.