Público
Público

Israel podría estar violando legislación humanitaria al usar fósforo en Gaza

"No tenemos pruebas, porque en Gaza no hay laboratorios en los que podamos hacer los análisis, pero todo indica que el Ejército israelí está utilizando bombas de fósforo blanco", según el director gen

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Médicos en Gaza denuncian que Israel podría estar utilizando bombas de fósforo blanco en zonas densamente pobladas, algo que el Ejército israelí ni confirma ni desmiente y que supondría una violación de la legislación humanitaria internacional.

No tenemos pruebas, porque en Gaza no hay laboratorios en los que podamos hacer los análisis, pero todo indica que el Ejército israelí está utilizando bombas de fósforo blanco', dijo Hasan Yalaf, director general del hospital de Shifa y viceministro de Sanidad del Gobierno de Hamás, en conversación telefónica con Efe desde Gaza.

Según él, los hospitales están recibiendo en los últimos días casos de 'profundas quemaduras y la piel coloreada de blanco', que, según su experiencia, probablemente hayan sido provocadas por esa sustancia.

'Llegan pacientes con signos anormales, músculos muy frágiles y miembros que se deshacen con sólo tocarlos', explica Yalaf, que añade que, además, los objetos en lugares donde han caído las bombas se convierten en material 'altamente inflamable'.

El doctor Munir Al Boursh, del hospital Naser, en Jan Yunis, asevera que 'diez pacientes en Yabalia y tres en Jan Yunis han ingresado con quemaduras típicas del fósforo blanco', que se habría lanzado sobre Yabalia y las localidades Juza y Shujailah, en el sur de Gaza.
'Es el mismo material que utilizaron los americanos en Faluya (Irak) y los israelíes en el Líbano (en verano de 2006)', afirma este médico.

El Ejército declina confirmar si ha utilizado bombas de fósforo blanco en Gaza y sus portavoces se limitan a decir que 'las Fuerzas Armadas de Israel utilizan únicamente armas que están de acuerdo con la legislación internacional y no usan ningún arma que no sea también utilizada por otros ejércitos occidentales'. 'Eso es todo lo que podemos decir al respecto por el momento', sentencian.

Alberto Arce, activista español que se encuentra en el norte de Gaza, asegura que 'esta tarde han lanzado sobre Yebalia seis o siete bombas que se fragmentan en unas veinte unidades luminosas que provocan un incendio al tocar el suelo y sueltan mucho humo blanco', y que los palestinos de la zona identifican como fósforo blanco.

Mohamed Rugelia, palestino originario de Juza, corrió anoche a llamar a su familia tras saber que había habido bombardeos en esa ciudad, explicó por teléfono desde Gaza capital. 'Mi hermana estaba muy nerviosa y me dijo que estaban lanzando bombas de fósforo, luminosas, que hacían un pequeño fuego al caer y lo llenaban todo de un humo nauseabundo', explica.

También podrían tratarse de otros gases, porque 'decían que no podían respirar, se mareaban y tenían ganas de vomitar'. Algunas personas sufrieron 'extrañas quemaduras, como si la carne quemase desde dentro y sobre las que el agua avivaba aún más la quemadura'.
Piel enrojecida y ojos irritados eran otros de los síntomas.

Según Rugelia, el producto lanzado por la aviación israelí 'deshacía la goma de los zapatos e hizo arder incluso árboles verdes'.

La Red de ONG Palestinas (PNGO) ha exigido una investigación independiente que verifique si Israel está empleando armas prohibidas.

Según Yalaf, la aviación israelí 'usa el fósforo para provocar humo que permite actuar a sus tropas sin ser vistas'.

De hecho, el uso para crear pantallas de humo fuera de áreas de civiles está permitido por la legislación internacional, si bien hay un debate abierto sobre su empleo en zonas habitadas, que muchos consideran prohibido por la Convención de Armas Químicas de 1997.

Ese texto prohíbe el uso como arma de cualquier sustancia química tóxica que pueda causar la muerte o la incapacitación de seres humanos.

Pero su uso en Gaza, una de las zonas con mayor densidad de población del mundo, también violaría el derecho humanitario ya que, según afirma la ONG internacional Human Rights Watch, 'conculca la obligación de tomar todas las precauciones posibles para evitar la pérdida de vidas y daños a civiles'.

De la misma opinión es Sarit Michaeli, portavoz de la ONG israelí Betselem, que asegura que 'si se están utilizando, se estaría claramente vulnerando la legislación internacional'.

'Su uso no es estrictamente ilegal, pero las condiciones en la franja de Gaza hacen imposible utilizarlo sin dañar o poner en peligro la vida de los civiles, por lo que viola el principio de distinción', que obliga, entre otras cosas, a garantizar protección y un trato humano a la población civil.