Publicado: 03.02.2014 11:38 |Actualizado: 03.02.2014 11:38

La izquierda del FMLN, a las puertas de su segundo mandato en El Salvador

Salvador Sánchez Cerén vence en la primera vuelta con el 48,96% de los votos, pero no evita enfrentarse al opositor paritdo de derecha ARENA en segunda vuelta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El partido de izquierda Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) ha quedado cerca de retener el poder en El Salvador con el triunfo parcial de su candidato, Salvador Sánchez Cerén, que sin embargo no evita una segunda vuelta.

Con el 83,20% de los votos escrutados, Sánchez Cerén suma el 48,96% y el opositor de la derecha Norman Quijano, Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), el 38,96 %, según datos preliminares divulgados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) en su sitio web.

Sánchez Cerén proclamó su triunfo en primera vuelta, pero reconoció que irá a una segunda ronda con Quijano porque no logró la mitad más uno de los votos que se necesitan para alcanzar la Presidencia salvadoreña. Los miembros del FMLN están "felices, victoriosos", porque los salvadoreños "nos dieron el triunfo en primera vuelta", manifestó Sánchez Cerén en un acto con dirigentes y activistas de su partido.

"Estamos seguros que en la segunda (vuelta) no van a ser 10 puntos, van a ser más de 10 puntos", de ventaja sobre Quijano, pronosticó.

Quijano ya se había adelantado a anunciar a través de su cuenta de Twitter: "Este es el momento, hermanos nacionalistas, en que estamos en una inminente batalla de segunda vuelta".

Sin embargo, el TSE no anunció si habrá o no una segunda vuelta a pesar de lo que reflejan sus datos preliminares.

El presidente del TSE, Eugenio Chicas, dijo que "estos datos en sí mismos expresan un tendencia y sólo serán corroborados en el escrutinio definitivo", que comenzará el martes próximo.

Quijano no sólo aseguró que habrá segunda vuelta, sino que afirmó que en esa oportunidad sí derrotará a Sánchez Cerén.

"Vamos a redoblar esfuerzos y tengan la plena certeza de que vamos a triunfar", aseveró el candidato opositor en un discurso ante miembros de su partido en una plaza de San Salvador, donde celebraban lo que para ellos es una victoria.

"Esta noche comienza una nueva lucha; esta noche, en que las fuerzas democráticas no pudieron ser derrotadas, damos inicio a una indetenible victoria" en segunda ronda, añadió Quijano.

En un lejano tercer puesto en los resultados de este domingo, con el 11,41%, aparece el expresidente Elías Antonio Saca (2014-2019), candidato del movimiento Unidad, quien reconoció ante la prensa este "resultado adverso". Los otros dos candidatos, Oscar Lemus, del partido Fraternidad Patriota Salvadoreña, y René Rodríguez, del Partido Salvadoreño Progresista, ambos minoritarios, no suman ni el 1%, según el TSE.

Hasta ahora, la única vez que las elecciones salvadoreñas se definieron en una segunda vuelta fue en 1994, las primeras tras los Acuerdos de Paz (1992), cuando Armando Calderón Sol, de ARENA, derrotó a Rubén Zamora, que encabezaba una coalición de izquierda que incluía al FMLN y que ahora es embajador en Estados Unidos.

El FMLN, la antigua guerrilla de izquierda que se enfrentó al Ejército salvadoreño durante el conflicto armado (1980-1992), llegó al poder por primera vez en 2009 con el actual presidente, Mauricio Funes, como candidato. El partido de izquierda acabó así con los 20 años consecutivos que ARENA estuvo en el poder, desde 1989.

Un total de 4.955.107 salvadoreños fueron convocados a los comicios de este domingo para elegir al nuevo presidente de su país para el mandato 2014-2019.

Tras una jornada de votaciones que transcurrió con tranquilidad, el presidente del TSE hizo un llamamiento "a cada uno de los contendientes a aceptar la voluntad" de los votantes.

Chicas destacó que las votaciones fueron una "gran jornada" que se celebró en "orden, respeto y seguridad" a nivel nacional, y que fue "ejemplar a nivel internacional".

Consideró que la participación en estas elecciones podría haber superado el 50%. Más de 6.000 observadores nacionales e internacionales verificaron las elecciones salvadoreñas, según el órgano electoral.