Publicado: 26.12.2014 11:53 |Actualizado: 26.12.2014 11:53

Japón prepara un paquete de estímulo por 23.800 millones para reactivar el consumo

El reelegido primer ministro Shinzo Abe pone en marcha su plan para relanzar la economía nipona tras caer en recesión.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Un hombre con su portatil en una estación de metro en el distrito financiero de Tokyo. REUTERS/Yuya Shino
Un hombre con su portatil en una estación de metro en el distrito financiero de Tokyo. REUTERS/Yuya Shino
Un hombre coloca banderas de Japón en las farolas de un calle de Tokio.. REUTERS/Yuya Shino
Un hombre coloca banderas de Japón en las farolas de un calle de Tokio.. REUTERS/Yuya Shino

TOKIO.- El Gobierno de Japón planea aprobar mañana un paquete de estímulo de 3,5 billones de yenes (23.800 millones de euros) para incentivar el consumo privado y relanzar la economía, informaron hoy los medios locales.

Esta será la primera medida destinada a avanzar en la aplicación del programa económico del primer ministro nipón, Shinzo Abe, conocido como Abenomics, tras la reciente reelección del Jefe del Gobierno. Su aprobación está prevista en la reunión del Gabinete de Gobierno que se celebra el sábado.



La nueva partida debería servir para reactivar la economía nipona, después de que en el período julio-septiembre entrara en recesión técnica ahogada por el aumento del impuesto sobre el consumo del pasado abril.

El Producto Interior Bruto (PIB) nipón se contrajo por segundo trimestre consecutivo debido sobre todo a que la demanda siguió resintiéndose tras dicho la subida del impuesto sobre el consumo del 5% al 8%, la primera en 17 años.

Tras conocerse el dato, Abe decidió convocar las elecciones anticipadas del pasado día 14 (de las que salió vencedor), y anunció que aplazaría hasta abril de 2017 una nueva subida de dos puntos del IVA (que lo dejaría en el 10 por ciento) y prometió medidas para amortiguar los aumentos impositivos.

El plan contempla subsidios para que las pymes suban los sueldos a sus trabajadores y combatir la deflación

El nuevo paquete permitirá conceder subsidios de hasta 1,5 millones de yenes (10.200 euros) a las pymes que cumplan determinadas condiciones y que se hayan visto afectadas por la depreciación del yen y por la subida impositiva de abril, dijeron fuentes del Ejecutivo a la agencia Kyodo.

Las pequeñas y medianas empresas deberán invertir estas ayudas en subidas salariales para sus empleados, para compensar así el aumento de los precios que viene promoviendo el Banco de Japón (BoJ) para sacar al país de la deflación crónica.

El paquete también incluirá unos 400.000 millones de yenes (2.720 millones de euros/3.320 millones de dólares) que irán a parar a gobiernos regionales que sufran estancamiento económico y descenso de su población, como sucede en muchas áreas rurales de Japón.

Asimismo, permitirá financiar medidas de apoyo a la maternidad en 50 municipios del país, como el aumento de los servicios médicos y sociales y del número de plazas disponibles en guarderías.

El paquete de estímulo se incluirá en una partida presupuestaria suplementaria para el año fiscal en curso, que termina en marzo de 2015.

El Gobierno prevé aprobar la financiación de esta nueva partida el próximo 9 de enero, y su objetivo es financiarla con ingresos fiscales y presupuesto sobrante del ejercicio precedente para evitar la emisión de más deuda pública, según señalaron las fuentes anteriormente citadas.