Publicado: 29.10.2014 10:46 |Actualizado: 29.10.2014 10:46

Un juez rechaza la demanda del dictador Noriega por su personaje en 'Call of Duty"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un juez de Estados Unidos rechazó la demanda presentada por el exdictador panameño Manuel Noriega contra la empresa Activision Blizzard Inc por la manera en que se le representa en el popular juego de vídeo Call of Duty: Black Ops II.

El juez William Fahey de la Corte Superior de Los Angeles concedió a Activision una medida especial para desechar el caso, bajo un estatuto de California que busca evitar que las demandas sofoquen la libertad de expresión. La decisión del lunes se hizo pública el martes.

Noriega presentó la demanda en julio, argumentando que Activision lo retrató como "el culpable de numerosos crímenes atroces", incluyendo secuestro y asesinato, para aumentar el realismo del juego e incrementar las ventas.

El exmilitar dijo que la empresa infringió su derecho a promocionarse y pidió una compensación no definida por daños.

Activision argumentó que el personaje estaba protegido por el derecho a la libertad de expresión y Fahey estuvo de acuerdo.

Noriega fue acusado en EEUU de tráfico de drogas y otros delitos. Fue declarado culpable en 1992El juez sostuvo que los derechos de Noriega eran contrarrestados por el derecho a libre expresión garantizado por la primera enmienda de la Constitución de Estados Unidos y que no había evidencia de un daño a la reputación del panameño.

"De hecho", dijo Fahey, "dados las amplios informaciones en el mundo de sus acciones en la década de 1980 y comienzos de la de 1990, es difícil imaginar que esa evidencia exista".

Noriega es uno de los 45 personajes que aparecen en las 11 misiones del juego, que se ambienta tanto en tiempos de la Guerra Fría como en el futuro.

El exdictador dijo en documentos presentados a la corte que no supo que su imagen se usaba en el juego, sin su consentimiento, hasta que se lo contó uno de sus nietos.

Noriega gobernó Panamá desde 1983 a 1989, cuando una invasión de Estados Unidos puso fin a su gestión, aunque previamente le había catapultado al poder en el país caribeño.

Posteriormente fue acusado en Estados Unidos de tráfico de drogas y otros delitos. Fue declarado culpable en 1992 y estuvo en prisión en Estados Unidos hasta 2010, cuando fextraditado a Francia para cumplir una sentencia en ese país.

Más tarde Francia lo envió a Panamá, donde permanece encarcelado por crímenes cometidos durante su Gobierno. Activision fue representada en el caso por el exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani.