Publicado: 02.07.2016 09:21 |Actualizado: 02.07.2016 12:53

Mueren 20 extranjeros durante el ataque yihadista a una cafetería de
la capital de Bangladesh

La mayoría de las víctimas son italianas o japonesas. Las fuerzas de asalto entraron en el local, mataron a seis de los insurgentes y capturaron a uno con vida. Pudieron rescatar a 13 rehenes, aunque en la operación muerieron dos policías

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:
Una persona herida tras el asalto de los yihadistas a una cafetería en Dacca, la capital de Bangladesh.-REUTERS

Una persona herida tras el asalto de los yihadistas a una cafetería en Dacca, la capital de Bangladesh.-REUTERS

NUEVA DELHI.- Al menos 20 rehenes han muerto durante el ataque yihadista perpetrado en un restaurante en Dacca, la capital de Bangladesh, en el que fallecieron también seis de los atacantes y dos policías, mientras otros 13 civiles fueron liberados, ha informado una fuente militar, que ha precisado que la mayoría de las víctimas tienen nacionalidad italiana o japonesa.

El director de la operación militar, el general Nayeem Ashfaq Chowdhury, aseguró en rueda de prensa que los 20 rehenes fueron ejecutados en su mayoría con armas afiladas, seguramente machetes, según recogen medios locales.



El general Chowdhury añadió, como había confirmado poco antes la primera ministra bangladesí, Sheikh Hasina, que además seis de los atacantes murieron y dos policías fallecieron durante la operación, que concluyó esta mañana con el asalto al restaurante.

Más de un centenar de militares y fuerzas de seguridad tomaron parte en la operación para liberar a los rehenes, entre los que había ciudadanos de la India, Sri Lanka, Italia o Japón, de acuerdo con diversas fuentes oficiales.

El ataque, reivindicado por el Estado Islámico y la rama de Al Qaeda en el subcontinente indio, ha causado al menos 26 heridos, revelaron a Efe fuentes hospitalarias.

Irrumpieron al grito de "Allahu Akbar"

Al grito de "Allahu Akbar (Alá es grande)", varios asaltantes con armas de fuego, artefactos explosivos y cuchillos irrumpieron a última hora del viernes en el restaurante, ubicado en un barrio diplomático de Dacca y frecuentado por extranjeros.

Fuentes diplomáticas y expertos de seguridad habían advertido a Efe hacía meses de la posibilidad de un ataque coordinado de esta envergadura en Bangladesh, un país de mayoría musulmana que desde 2013 ha sufrido una ola de ataques de corte islamista que se intensificó el año pasado.

Los atentados selectivos, generalmente a machetazos, han provocado la muerte de más de 40 personas en los últimos tres años, entre las que figuran fieles de minorías religiosas como hindúes, cristianos y budistas, seguidores de sectas no adscritas a la rama ortodoxa suní, activistas homosexuales o extranjeros.

Algunas de las acciones terroristas han sido reivindicadas por el grupo yihadista Estado Islámico y otras por la rama de Al Qaeda en el subcontinente indio, si bien las autoridades responsabilizan a grupos autóctonos.