Publicado: 13.08.2015 12:37 |Actualizado: 13.08.2015 13:03

El líder del ala radical de Syriza pide un movimiento 'anti-rescate'

Panagiotis Lafazanis aclama por "un movimiento unido que justifique el deseo de la gente por la democracia y la justicia social". El ministro griego de Finanzas, Euclides Tsakalotos, defendió este jueves la necesidad de aprobar en el Parlamento el tercer rescate acordado con los acreedores.

Publicidad
Media: 4.86
Votos: 7
Comentarios:
El exministro griego de Finanzas Yanis Varoufakis conversa con diputados de SYRIZA en el Parlamento en Atenas.- EFE

El exministro griego de Finanzas Yanis Varoufakis conversa con diputados de SYRIZA en el Parlamento en Atenas.- EFE

ATENAS.- El líder del ala de extrema izquierda rebelde del partido Syriza de Grecia aclama este jueves para la fundación de un nuevo "movimiento" contra el programa de rescate del país, anunciando el inicio de un posible partido separatista.

Panagiotis Lafazanis, exministro de Energía, quien fue dado de baja por el primer ministro Alexis Tsipras por votar en contra de las reformas de rescate, se espera que se separe de Syriza con sus partidarios de extrema izquierda.



"La lucha contra el nuevo plan de rescate comienza hoy, mediante la movilización de la gente en todos los rincones del país", dijo una declaración firmada por Lafazanis y otros 11 miembros del partido Syriza en el sitio web de Iskra de la facción de extrema izquierda.

La declaración llamó a la creación de un "movimiento unido que justifique el deseo de la gente por la democracia y la justicia social", aunque no lo llamó explícitamente un nuevo partido o una escisión de Syriza.

Tsipras se ha enfrentado a una rebelión de alrededor de una cuarta parte de sus 149 legisladores en el parlamento por aceptar un acuerdo de rescate con la UE y el FMI el mes pasado bajo la amenaza de una salida colapso bancario y la zona euro.

La revuelta - liderado por Lafazanis y otros - se espera que esté en la pantalla de nuevo el jueves por la noche durante la votación en el parlamento por el acuerdo del rescate.

Syriza probablemente realice un congreso de emergencia el próximo mes, donde se espera que Tsipras refuerce el control sobre el partido antes de pasar a elecciones anticipadas.

Tsakalotos defiende la aprobación del rescate

TSAKALOTOS DEFIENDE LA APROBACIÓN DEL RESCATE PARA EVITAR UN CRÉDITO PUENTE

"No puedo creer que, además de algunas fuerzas fuera del país, haya algunas personas aquí que quieren que vayamos hacia un crédito puente", dijo Tsakalotos en su intervención ante la comisión parlamentaria.

La mayoría de grupos parlamentarios secundó el procedimiento de urgencia, propuesto por el Gobierno para tramitar el acuerdo en el Parlamento tras cerrar el acuerdo con las instituciones acreedoras el pasado martes.

"Tuvimos un mandato del Parlamento para negociar un nuevo acuerdo. Hicimos nuestro deber y creo que cualquiera que sea la posición de cada uno no debe haber nadie que trabaje para (conseguir) un programa puente. Mañana debo ir al Eurogrupo para que otros parlamentos inicien el trabajo", dijo Tsakalotos.

Hizo referencia así a que tras el aval del Eurogrupo algunos parlamentos, como el alemán o el finlandés, deben votar si respaldan el pacto.

Tsakalotos destacó además que el principal logro del acuerdo es que permite un ajuste fiscal más suave, de forma que no requerirá un "esfuerzo fiscal" extra en los próximos años.

El Gobierno ha señalado el haber logrado rebajar los objetivos presupuestarios para no seguir estrangulando el crecimiento como una de las cuestiones más importantes del pacto.

Así, se prevé que en lugar del superávit primario (que excluye el pago de intereses de la deuda) de un 1 % del producto interior bruto (PIB) previsto inicialmente para este año, tan solo será necesario un déficit primario del 0,25 %; en 2016, se exige un superávit primario del 0,5 %; para 2017, del 1,75 %, y finalmente para 2018, del 3,5 %, el objetivo que se había fijado inicialmente.

Está previsto que el debate en comisiones se alargue hasta la tarde cuando se iniciará el pleno que culminará con la votación del acuerdo pasada la medianoche.

Ante las disidencias en el partido gobernante Syriza que ha causado el acuerdo, Tsipras necesitará de nuevo, como en las dos votaciones anteriores, el apoyo de la oposición para conseguir que el Parlamento de luz verde al rescate.