Público
Público

Londres expulsa a los diplomáticos libios y ofrece la embajada al CNT

El Tribunal Penal Internacional advierte a Reino Unido y Francia de que el dictador "no puede quedarse en Libia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno británico ha decidido este miércoles expulsar a todos los diplomáticos libios aún presentes en la embajada de Londres y reconocer al Consejo Nacional de Transición (CNT) de Bengasi como único interlocutor válido dándole el mismo tratamiento que a cualquier otro Gobierno.

Así lo comunicó esta mañana el ministro de Exteriores William Hague, que aseguró que la decisión es una declaración de intenciones políticas hacia Libia y el régimen de Gadafi.

Además, Londres se ha puesto en contacto con los representantes del CNT y les ha ofrecido la posibilidad de que envíen una delegación para ocupar los puestos de los diplomáticos expulsados en la embajada de Libia en la capital británica.

'A partir de ahora trataremos al Consejo Nacional de Transición de la misma manera que hacemos con otros gobiernos de todo el mundo', dijo Hague durante una rueda de prensa en la que quiso justificar su decisión por la 'creciente legitimidad que está adquiriendo el CNT'.

La decisión, en consonancia con lo pactado por el grupo de Contacto sobre Libia a principios de mes, se produce dos días después de que el propio Hague asegurara que Muamar Gadafi podría permanecer en Libia durante la transición política. Sus palabras fueron criticadas hoy por la Corte Penal Internacional, que el mes pasado emitió una orden de arresto contra el dictador por crímenes de lesa humanidad.

El ministro matizó hoy que 'la mejor solución sería que Gadafi se vaya de Libia, pero no es la única. Para Florence Olara, portavoz del fiscal jefe, Luis Moreno Ocampo, 'hay determinados aspectos legales que no pueden obviarse [...] debe ser arrestado'.

Hague, después de una reunión con el ministro de Exteriores francés, Alain Juppé, el pasado lunes, aseguró que 'serán los libios los que decidan el futuro de Gadafi' y sugirió que el dictador podría permanecer en el país si el pueblo lo consideraba oportuno.

Londres parecía haber cambiado repentinamente de opinión y haber optado por la postura francesa sobre el régimen, que a su vez pareció cambiar de idea la semana pasada.

El jefe del Foreign Office también aseguró que 'habríamos tomado esta decisión mucho antes pero queríamos cerciorarnos de que los estudiantes libios en Reino Unido seguirian recibiendo fondos', y confirmó que los diplomáticos libios, nueve en total, tendrán de límite hasta final de verano para abandonar el país.

Asimismo, informó de que Londres 'está haciendo todo lo posible' para congelar los activos de Gadafi en la petrolera Arabian Gulf. Durante una reunión en Roma el pasado mes de mayo, los miembros del grupo de contacto sobre Libia decidieron que los fondos congelados al dictador servirían para financiar al CNT.