Publicado: 10.12.2014 13:05 |Actualizado: 10.12.2014 13:05

Luxemburgo también firmó acuerdos fiscales ventajosos con Disney y Skype

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Luxemburgo también alcanzó, durante la etapa como primer ministro del actual presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, acuerdos secretos con Disney y Skype (ahora propiedad de Microsoft) para minimizar el pago de impuestos en la UE y EEUU, según nuevos documentos publicados en el caso LuxLeaks.

Las nuevas revelaciones del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación afectan a una treintena de grandes grupos, en su mayoría estadounidenses. Se suman a los datos ya desvelados a principios de noviembre, que ponían de manifiesto que 340 compañías tienen este tipo de acuerdos secretos con Luxemburgo, entre ellas Amazon, Fiat, Pepsi o Ikea. Los acuerdos se concluyeron entre 2003 y 2011 y fueron elaborados con la ayuda de las cuatro grandes auditoras: PricewaterhouseCoopers, Ernst & Young, Deloitte y KPMG. La primera tanda de documentos filtrados correspondía a los acuerdos de PwC, mientras que las últimas revelaciones confirman que todas las grandes firmas de auditoría colaboraron.

El presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, ha admitido ante la Eurocámara que hubo durante su mandato "excesiva ingeniería fiscal" en Luxemburgo, pero ha negado que se trate de un caso aislado y ha dicho que un total de 22 Estados miembros mantienen este tipo de acuerdos fiscales ventajosos con multinacionales. Juncker ya ha sobrevivido a una moción de censura presentada por los euroescépticos y apoyada por la extrema derecha por el caso LuxLeaks. 

El ministerio de Finanzas de Luxemburgo ha reiterado este miércoles en respuesta a las últimas revelaciones del caso LuxLeaks que sus acuerdos con multinacionales para minimizar el pago de impuestos son legales, aunque ha admitido que su legitimidad es cuestionable y ha apoyado las medidas internacionales y de la UE para evitar que estos casos se repitan. "Luxemburgo está de acuerdo en que la legitimidad de ciertos mecanismos, que se ajustan a la legislación aplicable, puede ser cuestionada", ha dicho el ministerio de Finanzas luxemburgués en un comunicado.

"La interacción entre las reglas y las prácticas de los diferentes Estados, combinada con las reglas internacionales aplicables en la materia, así como la aplicación de las convenciones de no doble imposición, puede actualmente permitir llegar al resultado de una imposición muy ligera, casi nula", admite el comunicado. No obstante, Luxemburgo sostiene que el problema no puede limitarse al papel de un único país. "La comunidad internacional en su conjunto queda delante de sus responsabilidades, para adaptar las reglas internacionales a las realidades actuales", afirma el comunicado.

Por su parte, el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, ha manifestado que está comprometido "al 100%" a seguir con su responsabilidad al frente del Ejecutivo comunitario y a combatir el fraude fiscal tras las nuevas revelaciones del caso LuxLeaks.  Bruselas impulsará nuevas iniciativas para impulsar la armonización fiscal en la UE. "La Comisión considera que la competencia fiscal perjudicial es una consecuencia directa de la falta de armonización fiscal a nivel de la UE y la disparidad de reglas a nivel nacional. Por ello, nuestra respuesta es más armonización y coordinación para combatir la elusión y la planificación fiscal agresiva", ha apuntado la portavoz de Fiscalidad, Vanessa Mock.

El Ejecutivo comunitario presentará durante el primer trimestre de 2015 una directiva que obligará al intercambio automático de información entre los Estados miembros sobre los acuerdos fiscales con multinacionales. Además, impulsará los trabajos para armonizar la base del impuesto de sociedades.


http://www.quoners.es/q/lobbies